Síguenos:

4 motivos por los que tu contenido no funciona

Publicado por Beatriz Gómez el 27 de septiembre, 2018

Cuando creas contenido para un blog, un canal de youtube o cualquier otro medio, lo primero que debes preguntarte es: quién es mi público objetivo, qué objetivos quiero alcanzar y qué voy a hacer para conseguirlos y en base a eso elaborar y planificar tus contenidos. Si no has hecho esto o aunque lo hayas hecho, no ha sido efectivo, aquí te dejamos 4 motivos por los que tu contenido no funciona.

Contenido no relevante

Has publicado un contenido sobre un tema que creías que podría interesar a tu audiencia, pero ha resultado que no ha tenido la acogida que esperabas. Posiblemente el tipo de contenido que estás creando no esté alineado con tu público objetivo, es decir, aunque que pienses que en una web dedicada al cuidado de perros y gatos podría ser útil un post sobre cortes de pelo caninos a lo mejor a tu audiencia no le interesa en absoluto.

Para llegar a tu público, primero tienes que tener bien claro quien es tu audiencia y focalizarte en sus gustos, intereses y necesidades, no resulta eficiente dirigirte a un público amplio ya que al final no llegas nadie. 

Te recomiendo que antes de ponerte a crear contenido hagas un keyword research sobre lo que se busca en los buscadores, qué temas están interesando a la audiencia, siempre relacionado con la temática de tu web y tu audiencia

El contenido es el rey
El contenido se recibe en mal momento

Hay que elegir bien el momento en el que se publica el contenido, pues no siempre el público está igual de receptivo. Si publicas una entrada en tu blog un miércoles a las 11 de la noche corres el riesgo de que no lo lea nadie, ya que muchas personas tienen que trabajar el jueves y no pueden leerlo en ese momento y al día siguiente se les ha olvidado que se ha publicado contenido nuevo. Esto también varía según el sector al que te dirijas, ya que si publicas contenido de ocio es probable que tus mejores momentos para alcanzar a tu público objetivo sean diferentes a los que puedan tener el sector de las finanzas, por eso hay que estudiar el sector y el público interesado en él.

Tiempo de descanso con un café


No está en el canal correcto


Existen muchos canales de difusión por los que te puedes dirigir a tu público, pero no todos son adecuados. No sirve de nada comunicarte y dejar las novedades en un canal al que no accede tu público objetivo, pues no les estará llegando. Por ejemplo si tu producto son fondos de pensiones, dirigidos a un público entre 45 y 65 años, no tiene sentido que te comuniques por Instagram, cuyos usuarios, en su mayoría, tienen entre 16 y 34 años, estarás gastando recursos en un medio en el que seguramente no te va a reportar ningún lead, ni interacciones. Por ello deberás conocer las redes sociales y medios de difusión que existen y elegir cuál es el que se adecua a tu público.

Cuenta de Instagram

El contenido es impersonal

Cuando seguimos un blog, una cuenta de Facebook, Instagram o un canal de Youtube lo que buscamos es que nos ofrezca contenido de nuestro interés, que nos sea útil, que la persona que está al otro lado nos conozca, sepa lo que nos gusta y se acerque a nosotros para ofrecérnoslo. Para ello es muy importante que hagamos un análisis sobre los intereses de la audiencia previo y a posteriori, en función del contenido que ha tenido más éxito o que preguntemos a nuestros seguidores qué es lo que les gustaría que se publicase en las próximas entradas.

La interacción y personalización de los mensajes es muy importante, ya que a las personas nos gusta ser escuchadas y que el interlocutor nos hable a nosotros personalizando los mensajes, creando mensajes diferentes para cada usuario, citando el nombre o el nick del usuario y a ser posible incluyendo algún detalle relacionado que recuerde de una interacción anterior que haya hecho esa persona.

DESCARGAR EBOOK GUÍA FACEBOOK


Para crear un contenido relevante, que llegue a nuestra audiencia en el momento adecuado, por el canal correcto y de forma personalizada hay que llevar a cabo una investigación previa sobre quién es mi público objetivo, en qué canales está presente, qué intereses tiene, a qué horas se conecta a Internet y qué es lo que espera recibir. Un vez realizada esta investigación y con las publicaciones ya en marcha es muy importante estudiar nuestro contenido y cómo está funcionando mediante métrica de analítica web, aunque al principio hayamos extraído datos para poder comenzar, hay que seguir su evolución e ir realizando ajustes si fuera necesario, porque a lo mejor al principio era efectivo publicar a las 13 horas los jueves, pero con el paso del tiempo compruebas que es mejor publicar a las 12 los martes. Para tener éxito hay llevar a cabo un proceso de conocimiento de la audiencia y mejora y optimización de los contenidos continua y en constante evolución.


Si te ha gustado este artículo, puede que también te interese:

e

Categoría: Content Marketing