3 Consejos claves para enviar emails y triunfar

    Publicado por Paola Braojos el 11 de marzo de 2022

    Los marketers siempre estamos buscando consejos para enviar emails en las estrategias de emailing y la cantidad de emails a enviar, pero la frecuencia siempre va a depender del mercado, el target y el contenido a ofrecer.

    Si enviamos contenido con un alto valor, que nuestros contactos quieran leer, no se dispone de un límite de envíos a la semana/mes. La clave siempre residirá en enviar contenido valioso. Si nuestros contactos sienten que abusamos de sus bandejas de entrada se darán de baja de las listas, o tal vez borren nuestros emails tan pronto les entren, sin hacernos saber que ya no están interesados.

     

    Enviar emails

     

    Frecuencia de envíos

    Establecer la frecuencia de envíos en una campaña de emailing es tan importante como el resto de etapas de la planificación. Una alta frecuencia puede tener grandes resultados o puede terminar arruinando una buena campaña. Mientras que una baja frecuencia de envíos puede enfriar las relaciones con el consumidor y no producir el resultado esperado.

     

    Debido a los resultados y el entusiasmo, es cada vez más común querer enviar más y más emails. Sin embargo, debemos entender que: definir la frecuencia óptima es un tema sensible y varía mucho de una empresa a otra.

     

    Propósito de la campaña

     

    Es el punto de partida para determinar con qué frecuencia enviar nuestras campañas. No sirve de nada enviar emails diarios repetitivos sin captar la atención del lector. Lo ideal es alinear las campañas a nuestro modelo de negocio.

     

    Establecer una frecuencia que pensemos que le interese a nuestros contactos y a nuestra empresa con contenidos relevantes.

     

    Relación con los clientes

     

    Podemos tomar ventaja de las oportunidades que el marketing digital ofrece para saber más acerca de nuestros clientes, y lo que ellos esperan recibir de nuestra empresa. Realizar encuestas, charlas o formularios a través de campañas de email es una gran opción. El marketing digital viene a estrechar las relaciones entre las empresas y los consumidores, así que no dejes escapar esta oportunidad.

     

    Aumento de robinsones

     

    Los robinsones son las personas que se agregan a una lista de bajas de correo electrónico para dejar de recibir emails comerciales. Por ello, conviene revisar de vez en cuando nuestra lista de emails que se han dado de baja, por si notamos que aumenta repasar bien la planificación. Independientemente de las razones de la cancelación, siempre es importante poner un formulario en donde darse de baja, para así obtener retroalimentación y poder ajustar bien las estrategias.

     

    Cuida los filtros de spam

     

    Los servidores de correo electrónico cuidan el comportamiento de toda la cantidad de información que reciben. Entonces, si decidimos de repente aumentar la frecuencia de envíos, debemos hacerlo de forma gradual, ya que de no hacerlo, los filtros pueden interpretar este nuevo volumen como una característica propia de los spammers. Si esto ocurre, las emails están en riesgo de no ser entregados y la reputación de nuestra estrategia puede sufrir daños.

    Nueva llamada a la acción

    Mejores días de la semana para enviar emails

     

    A lo largo de la semana recibimos muchos correos y si que es cierto que dependiendo del día puede ser que la llegada de correos se retrase o no lleguen a abrirse.

     

    En cuanto al mejor día de la semana para la tasa de apertura de los emails hay miles de estudios, la mayoría poco consistentes. Lo que sí es cierto, que en todos ellos se habla de días más favorables que otros, y ahí suelen coincidir.

     

    La mayoría de los estudios coinciden que los mejores días para enviar emails son los martes, los miércoles y los jueves. Lo que no está tan claro es si el mejor día es el martes o el jueves ya que unos informes indican que el primero, mientras que otros identifican que es el segundo.

     

    Aún así, todos ellos tienen en común que el lunes es uno de los peores días para los envíos de emailing dado que la mayoría de las personas empiezan su jornada de trabajo, se juntan con los correos de todo el fin de semana y tienen menos tiempo para las labores personales.

     

    Por otro lado, dado que las bandejas de entrada de los usuarios se saturan en las jornadas intermedias de la semana, algunas marcas están optando por buscar otros días que favorezcan más su tasa de apertura de email. Y la están encontrando, curiosamente, en los sábados y domingos. Por ejemplo, algunos estudios muestran que los domingos se están utilizando por muchos usuarios para revisar sus emails, incluso para comprar, por lo que se han convertido en el mejor momento para enviar algunos emails.

     

    Por último, respecto a los viernes, parece que es un día en el que no se consiguen muchas aperturas pero, por contra, las tasas de conversión que se consiguen son elevadas, lo que merece una oportunidad.

     

     

    Mejores momentos del día para enviar emails 

     

    Una gran duda existencial para los amantes del marketing es saber qué hace nuestro público objetivo en cada momento, para crear nuestras estrategias en función de ello. A la hora de establecer las directrices, en el email marketing existen programas de optimización dentro de las plataformas de envíos que nos ofrecen una estimación de la mejor hora para enviar nuestro boletín informativo o comercial.

     

    Aunque no hay una ciencia exacta, hay una serie de parámetros que nos facilitan la decisión. Los hábitos de apertura y lectura varían según la funcionalidad y objetivos de nuestros emails, si son meramente informativos o publicitarios, el tipo de público objetivo, si el evento tiene una fecha límite…

     

    Otro gran aspecto a tener en cuenta y que está demostrado, es que cada país tiene unas costumbres y hábitos diferentes, por ello no es recomendable globalizar una estrategia de email marketing. Pero en reglas generales, la mejor hora para el envío de nuestros emails es la primera hora del día, entre las 6 y las 9 de la mañana, ya que es cuando la gente suele revisar su correo, tomando un café o de camino a la oficina.

     

    También existe otra franja importante de apertura que es entre las 12 y las 13 horas, donde muchas grandes marcas envían sus newsletters.

     

    Se aconseja no realizar envíos por la tarde, ya que no se les presta tanta atención como a los que se hacen por la mañana. En conclusión, la mejor fórmula es ir averiguando y haciendo pruebas de cuántos clics vamos teniendo, dependiendo del día y de la franja horaria. Y tras ello, decidir cuál es el mejor momento y el más adecuado para nuestro producto o empresa.

     


    Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar:

    New Call-to-action

     

    Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!


    Temática: eMail Marketing