6 aplicaciones de Inteligencia Artificial para el marketing de contenidos

A finales de 2022, la Fundación del Español Urgente (FundéuRAE) anunció que la expresión más destacada del año en español había sido ‘Inteligencia Artificial’ (IA). Y aunque el concepto no es nuevo (ya que se incorporó al diccionario de la Academia en 1992), se ganó este honor por «su importante presencia en los medios de comunicación durante los doce meses del año, así como en el debate social, debido a los diversos avances desarrollados en este ámbito y las consecuencias éticas derivadas”.

 

En este artículos veremos algunas aplicaciones de la Inteligencia Artificial para el marketing de contenidos.

 

La IA, se trata de un auténtico fenómeno social que, lejos de ser pasajero como otros muchos, está llamado a cambiar el mundo tal y como lo conocemos. No en vano, muchas empresas se han dado cuenta de ello y se están apresurando a invertir en esta tecnología, espoleadas por las promesas de rentabilidad que ofrecen. Y uno de los campos donde se atisba más potencial es el marketing de contenidos… ¿nos acompañas para descubrir las razones?

 

Inteligencia artificial

 

La IA ha llegado para quedarse

 

En 2017 el informe de la consultora Accenture ‘Cómo la Inteligencia Artificial impulsa los beneficios y la innovación en la industria’ estimó que la IA elevaría para 2035 una media de seis puntos porcentuales las tasas de rentabilidad de 16 sectores en 12 economías diferentes. Y aunque aún es pronto para constatar de si estaba en correcto, ya podemos afirmar que la IA está ganando terreno a pasos agigantados.

 

A finales de 2022, el 12,6 % de las empresas españolas (con más de 10 empleados) utilizaba esta tecnología de una u otra forma, según un estudio del Instituto Nacional de Estadística (INE), un porcentaje que se elevaba hasta el 41,6 % en el caso de las compañías del sector TIC. La mayoría de ellas para automatizar flujos de trabajo, analizar datos (machine learning) o identificar personas/objetos a partir de imágenes.

 

Además, fenómenos recientes como el lanzamiento de herramientas de IA accesibles y gratuitas para la generación de contenidos van a contribuir aún más a su impulso tanto en el ámbito personal como profesional. Nos referimos, por ejemplo, a aplicaciones como ChatGPT o DALL-E, las cuales permiten generar textos e imágenes en tiempo real, respectivamente.

 

¿Qué ventajas puede aportar la Inteligencia Artificial al marketing de contenidos?

 

Si nos ceñimos al marketing de contenidos, todo hace pensar que la irrupción de la IA también va a suponer un cambio de paradigma. De ahí que hayamos seleccionado 6 aplicaciones o beneficios de esta tecnología que ya empiezan a ser aplicables a este ámbito de la mercadotecnia:

 

Creación de contenidos

 

Por mucho que sea la ventaja más evidente de la IA para el marketing de contenidos, es importante destacar que no tiene por qué suponer el final de profesiones como las que ejercen editores, redactores, copywriters, etc. Como ya hemos mencionado (poniendo como ejemplo ChatGPT), hoy tenemos aplicaciones capaces de generar en segundos artículos y trabajos sobre temáticas especializadas.

 

Su gran problema a corto plazo es que no son herramientas excesivamente fiables, porque tienden a cometer errores importantes. Aunque todo apunta que mejorarán rápidamente para ofrecer cada vez mejores resultados, a la par que surgen también otras aplicaciones ‘centinelas’ para identificar si el texto es obra de un humano o de una máquina.

 

Así, dadas sus posibilidades, todo hace pensar que estos programas ayudarán a los creadores de contenidos a optimizar sus procesos, a mejorar sus textos y a ser más certeros en la elección del lenguaje y las temáticas, para que sus creaciones resulten más relevantes e interesantes.

 

 

Aplicaciones de la Inteligencia Artificial

 

Analítica de datos

 

Crear una campaña de marketing supone asumir riesgos, pero es posible minimizar estos si detrás de cada decisión hay un adecuado trabajo de análisis de datos. Los canales digitales generan ingentes cantidades de información sobre los usuarios, de forma que las empresas invierten mucho dinero en su obtención, minado y posterior análisis.

 

El problema es que todos estos procesos son caros y tediosos, por lo que la opción más sensata siempre es dejar todo el trabajo a programas especializados. Y, para ello, soluciones específicas de la IA como el machine learning son ideales, porque permiten bucear en los datos para extraer conclusiones sorprendentes: ¡ya son incluso capaces de identificar las reacciones emocionales de las personas ante determinados mensajes o contenidos!

 

Automatización de tareas

 

Redes Sociales, blog, email, SMS, chat… cada vez hay más canales y las empresas necesitan estar en todos para no perder competitividad. Esto se traduce en campañas de marketing de contenidos complejas y exigentes; hasta el punto de que hacer un adecuado seguimiento de sus planes de contenidos puede convertirse en una tarea inabordable para algunas de estas compañías.

 

Para estos casos, la automatización de tareas es una solución que vale su peso en oro, porque permite que los responsables del marketing de contenidos programen los aspectos más tediosos o incómodos de su actividad: desde la publicación de los contenidos en las fechas y horas previstas, a la experimentación para conseguir óptimos resultados en métricas como el alcance o la visibilidad de estos. Lo que se acaba traduciendo en un trabajo más eficaz y relevante.

 

Recomendaciones y personalización

 

A medida que la Experiencia del Cliente se ha ido haciendo cada vez más importante para el marketing, las empresas se han apoyado en la personalización de sus mensajes, contenidos y servicios para estar a la altura de las expectativas. Y es que ya no basta con decir lo mismo para todo el mundo, sino que la oferta debe ser distinta en función de las necesidades y preferencias de cada usuario.

 

Lógicamente, desde el punto de vista exclusivamente humano, estamos frente a una tarea titánica. Pero la Inteligencia Artificial, aprovechando precisamente sus capacidades para el análisis de datos, está preparada para ayudarnos a moldear nuestros contenidos y adaptarlos a nuestros buyer persona. Esto es lo que hace, por ejemplo, Grammarly, una herramienta que permite adaptar el estilo y el tono de los textos con el fin de que sean lo más apropiados para cada situación.

 

Mejora del contenido SEO

 

Para ser visible y llegar a su público, no basta que el contenido sea de calidad. También debe desarrollarse adecuadamente desde una perspectiva SEO, para que los buscadores lo valoren de forma positiva y lo muestren entre sus primeros resultados. No en vano, se calcula que el 93 % de las experiencias online comienzan precisamente a través de un motor de búsqueda, siendo Google el rey absoluto (68 %).

 

Sin embargo, la creación de contenido SEO no es sencilla y requiere de unos conocimientos y habilidades. Para estas situaciones, la IA ofrece asistentes de escritura que pueden ayudar a orientar el trabajo mediante la propuesta de palabras clave y su incorporación automática, la reformulación de oraciones para ofrecer mayor calidad, la revisión del texto para descartar errores o plagio, etc. Es decir, un excelente punto de partida para que los equipos de SEO tengan más fácil su labor de optimización.

 

Inteligencia artificial para marketing de contenidos

 

Generación de vídeos e imágenes

 

Hasta ahora hemos enfocado los beneficios de la Inteligencia Artificial para el marketing de contenidos textuales. Pero esta tecnología también está teniendo ya un fuerte impacto en la generación de fotografías, infografías e incluso vídeos. Nos referimos a soluciones tan impactantes como crear imágenes tremendamente fotorrealistas de la nada (con tan solo incluir una descripción de lo que queremos visualizar) o a generar vídeos de presentaciones con personas que parecen de carne y hueso pero no lo son.

 

Esto último es precisamente lo que hace la plataforma Synthesia, una herramienta que permite a las empresas crear vídeos únicos en los que sus ponentes son personas (avatares) totalmente creíbles recreadas por su IA. Todo ello con la posibilidad de localizar los contenidos en más de 120 lenguajes y acentos diferentes; además de ajustar numerosos parámetros, como el fondo de la presentación, la rotulación, etc.

 

Una tecnología para impulsar al marketing de contenidos

 

En definitiva, la Inteligencia Artificial ya está revolucionando el marketing de contenidos y, al igual que en muchos otros campos, su presencia promete hacernos la vida mucho más fácil. Su misión principal será realizar funciones de poco valor añadido, pero a la vez tremendamente útiles, para permitir que los profesionales se especialicen en la realización de tareas cualificadas y altamente productivas.

 

Y recuerda, si necesitas para tu empresa un servicio profesional y comprometido de Redes Sociales y Content Marketing, no dudes en contactarnos. ¡Estamos deseando trabajar contigo!