Emails dinámicos: 3 aspectos que debes tener en cuenta

    Publicado por Mariana Pérez el 30 de marzo, 2020

    Una de las claras tendencias en cuanto a email marketing se refiere es la implementación de elementos animados dentro de las comunicaciones. Lo que buscamos es crear emails dinámicos y que conviertan con la ayuda de animaciones, ya sea mediante el uso de GIFs animados o animaciones creadas por css.

     

    Emails Dinámicos

     

    Para sacar el mayor provecho de las animaciones, tenemos que utilizarlas correctamente y no siempre es el caso. Por tanto, si estás considerando incluir animaciones en tus próximas comunicaciones por email, asegúrate de que no comentes los siguientes errores:

     

    1. Las animaciones pueden distraer

    En la mayoría de los casos, las animaciones están pensadas para hacer más atractiva la comunicación por email. Pero es muy fácil cruzar la línea entre algo que nos puede ayudar y algo que distraiga al usuario del objetivo del email e incluso pueda resultar molesto.

    Una buena animación debe captar la atención de nuestros lectores, además de dirigirles hacia lo que realmente quieres que hagan: leer el contenido del email o hace clic en el “Call to action”. Usar demasiadas animaciones en un email llamará la atención del usuario, pero no hará el email efectivo.

     

    1. Las animaciones suelen pesar mucho y tardar en cargar

    Los GIF animados son archivos que suelen pesar bastante. En un momento en el que el mobile first está a la orden de día, el tamaño de los archivos puede jugar un papel importante en cualquier email que desarrollemos. Es importante mantener el peso de los archivos animados entre 1MB y 3MB para asegurar que carga rápido y no utiliza demasiada información.

     

    1. Las animaciones incrementan el tiempo de producción y, por tanto, los presupuestos.

    El tiempo de producción de una animación es más largo que el de una imagen normal. A mayor complejidad, tendrá un mayor impacto en los tiempos de trabajo y, por ende, en los costes de producción. Por ello, es importante establecer expectativas reales con nuestro equipo a la hora de diseñar el email que contiene animaciones.

    En estos caso menos es más, especialmente cuando estamos empezando a utilizar animaciones en nuestras campañas de email. Usar animaciones sutiles con poco frames y con una imagen ya usada como base, puede ser tan efectivo como realizar una nueva.

    En conclusión, utilizar animaciones en nuestras comunicaciones de email nos pueden ayudar a captar la atención de nuestros suscriptores y de que éstos conviertan. Pero hay que tener cuidado en cómo las aplicamos para que no nos supongan un hándicap.


    Si quieres saber más sobre email marketing, te pueden interesar los siguientes artículos:

    New Call-to-action

    Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!


    Temática: eMail Marketing