Contenido en Redes Sociales ¿Cómo distribuirlo?

    Publicado por Paola Braojos el 16 de noviembre de 2021

    En artículo anteriores hemos visto cómo podemos crear contenido en redes sociales que sea relevante para que nuestra estrategia de social media capte y genere interés en nuestro público objetivo. Pero en todo este proceso también es preciso conocer los canales que tenemos a nuestra disposición para transmitir el mensaje. Podemos contar con un contenido brillante, pero si erramos en nuestra elección de la red social para compartirlo, es muy posible que no consigamos el efecto deseado e incluso que este se pierda por el camino y no llegue correctamente a su destino.


    Por suerte, contamos con una variada oferta de redes sociales para adecuar el medio al tipo de mensaje que queremos transmitir. En los últimos 20 años han aparecido poderosos canales que nos permiten acceder a millones de clientes potenciales, pero es preciso conocerlos en profundidad para saber qué nos pueden dar y qué necesitan de nosotros para funcionar. 

     

    Cada red social funciona como un ecosistema en sí misma y si aterrizamos en ella estamos obligados a adaptarnos y a retocar nuestros contenidos para que encajen en ese entorno. Así, es perfectamente posible transmitir el mismo contenido en las distintas redes sociales, pero lo que debe cambiar es la forma de hacerlo. En todas ellas podemos transmitir la misma idea, pero lo que variará será el ‘envoltorio’ para que su contenido llegue perfectamente a cada tipo de usuario. En definitiva, se trata de un proceso complejo, pero que con conocimientos y experiencia puede ser dominado.

     

    Contenido en Redes Sociales

     

    Así pues, en este artículo, vamos a profundizar en las redes sociales más importantes, en sus características y en los conceptos fundamentales que hay que tener en cuenta para sacarles el mayor partido posible.

     

    ¿Cómo distribuir el contenido entre las diferentes RRSS?

     

    Instagram

     

    Esta red social fue desarrollada en San Francisco (EE.UU) por Kavin Systrom y Mike Krieger. Debutó en la tienda de aplicaciones de Apple el 6 de octubre de 2010 y tuvo un éxito prácticamente instantáneo, basado en su gusto por el estilo retro de las imágenes, ya que permitía usar formatos cuadrados y filtros vintage que recordaban a históricas marcas como Kodak y Polaroid. Además, a principios de 2011 incluyó el uso de hashtags para organizar y promover las fotos según temáticas, lo que contribuyó a expandir su función como red social.

     

    Para principios de 2012, Facebook ya había comprado Instagram por 1.000 millones de dólares y había entrado en el mercado Android, por lo que la herramienta continuó evolucionando y un año después incorporó la posibilidad de etiquetar a personas o lugares. Para entonces ya estaba en el bolsillo de más de 100 millones de usuarios registrados, una cifra que iría creciendo en los años siguientes hasta los más de 800 con los que cuenta en la actualidad.

     


    Entre sus funciones actuales están las stories, una recopilación de contenidos implementada al estilo de Snapchat y que destaca por su carácter temporal, así como sus vídeos en directo. En su caso, es una de las redes sociales que más crece, por lo que precisa constantemente de innovación y de adaptación para responder a las necesidades de la sociedad.

    Principales características de Instagram

    Entre sus características, encontramos las siguientes:

    • Visual: La imagen es lo importante. Fue creada para compartir imágenes, mezclando la tecnología moderna con la añeja. Recurre a la añoranza de las cámaras de fotos antiguas, animando al usuario a realizar las mejores instantáneas posibles y a modificarlas posteriormente a través de filtros, para encontrar la composición perfecta.
    • Juvenil: Según la agencia ‘Sprout Media’, el 53% de sus usuarios tiene entre 18 y 29 años.
    • Movilidad: Se puede acceder a ella desde cualquier dispositivo conectado a Internet, pero su razón de ser son los terminales móviles. Está concebida para hacer fotos, por lo que lo ideal es usarla en un sistema que tenga cámara. Así, es posible estar al día de sus contenidos desde un ordenador, pero no será posible compartir imágenes desde el mismo.
    • Instantaneidad: Las fotografías son las reinas aquí, por lo que se da mucha importancia al momento. Como se suele decir, una imagen vale más que 1.000 palabras y es básico transmitir con un simple golpe vista. Por ello, no tardó en implementar las Stories, a imagen y semejanza de otra aplicación ‘instantánea’: Snapchat.
    • Interactividad y conectividad: Los hashtags ayudan a organizar los contenidos y a expandir los mensajes. Facilita la creación de comunidades en torno a actividades comunes y también permite la comunicación entre los propios usuarios, bien a través de los mensajes privados o bien a través de los comentarios.
    • Modernidad: Que el perfil medio de sus usuarios sea joven favorece que esta red social está a la última y sea un vehículo de transmisión muy importante para sectores como la moda, el arte, la nutrición, la arquitectura o el deporte.

    Cómo distribuir el contenido en Instagram

    Por lo tanto, a la hora de sacar partido de nuestra estrategia de contenidos debemos adaptar nuestro mensaje al lenguaje visual. Instagram es un medio directo y rápido, donde lo que se ve es lo que importa. Hay que transmitir con la composición visual, con los colores; y no hay que preocuparse tanto por la profundidad del contenido. Lo superficial manda aquí, de manera que un aspecto fundamental es desprender emociones positivas y felicidad. Por eso, es especialmente útil para los momentos de ocio y asueto.

     

    Es ideal para expandir rápidamente los contenidos creativos, modernos y frescos. Además, los esquemas, memes o los montajes también son idóneos para esta red social. Aquí debemos huir de mensajes profundos y trascendentales, el texto es un valor secundario que acompaña a la imagen. De hecho, nos puede ser muy útil a nivel publicitario, por el poder de la imagen para presentar y vender nuestro producto.

     

    Junto a todo ello, hay que cuidar la estética, porque las fotografías y vídeos aportan un valor para nuestra marca. Y también los contactos, porque es la red social favorita de los influencers y se hace recomendable trabajar con ellos para que ayuden a expandir nuestro mensaje. Aquí la interactividad y el uso constante son fundamentales, pues en ella prima el presente sobre el pasado o el futuro. De ahí que la frecuencia de publicación ideal sea de tres o cuatro posts semanales, salvo en el caso de las Stories, las cuales deben alimentarse prácticamente a diario. colores; y no hay que preocuparse tanto por la profundidad del contenido. Lo superficial manda aquí, de manera que un aspecto fundamental es desprender emociones positivas y felicidad.

     

    Twitter

     

    ‘La red social del pajarito’ nació en 2006 de la mano de Jack Dorsey, Noah Glass, Evan Williams y Biz Stone. Su objetivo inicial era ser una pequeña red de microblogging para uso de los empleados de la empresa ‘Odeo’ de San Francisco (EE. UU), donde la premisa fundamental eran los mensajes cortos. Su razón de ser obligaba a sintetizar los contenidos, por eso su nombre definitivo acabó siendo Twitter, un término que en inglés se asocia con el trinar de los pájaros.

     

    Pronto esta idea fue calando y para 2008 ya era una empresa independiente que más pronto que tarde iba a tener una expansión imparable. De hecho, para finales del año siguiente Twitter ya tenía versiones en otras lenguas como el español, el alemán, el francés o el italiano. Unas mejoras que también incorporaron el servicio publicitario, de forma que esta red social encontró una vía de financiación a través de los tuits promocionados - los llamados ‘Twitter Ads - y las herramientas de métricas y análisis gracias al servicio ‘Twitter Analytics.

     

    Con el tiempo, Twitter modificó uno de sus aspectos fundamentales, los caracteres máximos para cada mensaje. Originariamente eran 140, pero a finales de 2017 se doblaron a 280. Una medida algo polémica por traicionar su esencia de concreción, aunque útil para utilizar mensajes claros y unívocos que no dieran lugar a confusiones.

     

    Y antes, en 2015, también se unió a la plataforma Periscope, para competir directamente con Facebook e Instagram en la emisión de vídeos en directo. Aunque esta no es fundamental, sino solo una herramienta complementaria para ampliar sus posibilidades.

     

    Principales características de Twitter

    De hecho, sus particularidades se podrían resumir así:

    • Información e instantaneidad: Es la red social más útil para estar informado de lo que sucede y pasa, además, acceder a esta información de forma casi instantánea. Aunque eso sí, esta ventaja es peligrosa porque favorece también las fake news, la desinformación y la manipulación. En ella, la línea que separa la verdad de la mentira puede ser muy difusa.
    • Ubicuidad: Permite enviar mensajes desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet y, a diferencia de Instagram, no necesita de una gran gestión de datos por no requerir del uso de imágenes.
    • Directa y sencilla: Para usarla hay que sintetizar y filtrar. Cuanto más corto y directo sea el mensaje, mejor
    • Bidireccional: Fomenta el debate y genera opinión. Interactuar con otros usuarios, sean famosos o no, es relativamente sencillo, aunque lógicamente también esto favorece la creación de ‘ruido’ que nos desvíe de nuestro mensaje inicial. En Twitter podemos encontrar más información que en ninguna otra red social, pero esta no siempre nos será útil y positiva.
    • Amplitud: Permite compartir, imágenes, vídeos, sonidos… Todo tipo de contenidos, ya que su política al respecto es más laxa que otras redes sociales como Facebook o Instagram. Y es global, porque gracias a su sencillez ha calado en todo tipo de personas y públicos, desde mayores a jóvenes.
    • Es una aliada de la publicidad: Aporta herramientas muy útiles para crear y desarrollar campañas de Marketing. Y no solo para buscar una rentabilidad económica, porque también nos puede ayudar como altavoz de difusión de medios, blogs o creaciones artísticas concretas

    Cómo distribuir el contenido en Twitter

    Twitter es un canal magnífico para informar e interactuar con nuestros seguidores. No tiene tanto calado publicitario como por ejemplo Instagram, pero cuenta con mecanismos para crear buenas campañas y obtener rentabilidad. De hecho, también se hace muy recomendable el empleo de vídeos e imágenes para fortalecer el mensaje y generar interés; ya que esta red social es como un enorme océano en el que navegan millones de tuits diarios y es fácil que el nuestro se pierda si no está lo suficientemente cuidado.


    Junto a esto, hay que cuidar mucho la presentación y el contenido de nuestro mensaje. Es fundamental que transmita información veraz, porque la credibilidad de nuestra marca está en juego. Twitter nos será muy útil para poner al día a nuestros seguidores de nuestro producto o empresa, pero a diferencia de Instagram, aquí lo que importa es el qué pasa, no el cómo son las cosas. Nuestro objetivo debe ser transmitir nuestros valores corporativos y nuestra esencia y cada ‘tuit’ debe tener siempre presente este aspecto.

    Y, por último, no nos olvidemos de segmentar nuestras campañas, de analizar los datos y de enfocar los contenidos a nuestro target. Como hemos señalado, estamos ante una red social muy homogénea y se hace muy necesario trabajar para captar a un tipo de público concreto. Lógicamente, a alguien al que no le guste el fútbol no se le pasará jamás por la cabeza seguir a una cuenta centrada en este deporte, por lo que hay que tuitear para nuestro público objetivo y generar feedback, de forma que este sienta que estamos pendiente de él y que nos interesa su opinión. Y es que en Twitter la cantidad de tuits no es importante, sino que lo que se diga sea claro y útil.

     

    distribuir contenido RRSS_2

     

    Facebook 

     

    Esta red social fue desarrollada en la Universidad de Hardvard en Estados Unidos. Todo comenzó en 2003, cuando el fundador y CEO de Facebook, Mark Zuckerberg, creó un programa en línea llamado “Facemash” con el objetivo de conectar a los estudiantes de Harvard a través de una comunidad en línea.
    Este programa proporcionó el marco para lo que se convertiría en Facebook.

     

    El 04 de febrero de 2004, nació la primera versión de Facebook, entonces conocida como thefacebook.com y disponible exclusivamente para estudiantes de Hardvard. Tal fue su popularidad entre los estudiantes de esta universidad, que pronto se puso a disposición de los estudiantes de Standford, Yale y Columbia antes de expandirse a muchas otras universidades.

     

    Para el 26 de diciembre de 2006, cualquier persona en el mundo podría crear una cuenta de Facebook, siempre que tuviera al menos 13 años y una dirección de correo electrónico válida. Un año antes, esta plataforma social se había convertido oficialmente en “Facebook” en oposición a “TheFacebook” como se conocía inicialmente.

     

    A día de hoy, esta plataforma social es una de las más influyentes del mundo con aproximadamente 2.400 millones de usuarios activos.

    Principales características de Facebook:

    Las particularidades de Facebook o sus características principales se podrían resumir así:

    • Capacidad de atracción a empresas y particulares: Gracias a la capacidad de interactuación que ofrece con sitios en la web. Es una plataforma perfecta para compartir fotos, actualizaciones y noticias generales con aquellos que nos siguen o dan a “me gusta”. Aquellos que siguen a una empresa, acuden a la página de Facebook para averiguar qué está pasando con su empresa, ver fotos de lo que está sucediendo o explorar eventos.
    • Interactividad: Esta red social admite el chat interactivo en línea y la capacidad de comentar en las páginas de perfil de amigos para mantenerse en contacto.
    • Vehículo para el marketing en redes sociales: Facebook admite páginas grupales, páginas de admiradores y páginas de negocios que permitena las empresas usar esta red social para hacer marketing.
    • Instantaneidad: Permite transmitir vídeo en vivo usando Facebook Live.
    • Sencilla y entretenida: El compartir fotos, mensajes de texto, vídeos, publicaciones de estado y sentimientos en Facebook no tiene complejidad. Esta plataforma es entretenida y una parada regular para muchos usuarios.
    • Fuente de información: Muchos usuarios comparten noticias de actualidad o de última hora en sus muros lo que permite a la comunidad estar informada de los distintos aspectos de la sociedad.

     

    LinkedIn

     

    Esta plataforma social fue fundada por Reid Hoffman en diciembre de 2002. En mayo de 2003, LinkedIn salía a la luz básicamente como un portal de búsqueda de empleo. Nada que ver con lo que representa hoy en día esta red social: un lugar utilizado para el networking, los negocios y la marca profesional.

     

    Actualmente, LinkedIn cuenta con más de 660 millones de usuarios en todo el mundo. En España es utilizada por más de 12 millones de usuarios.

     

    LinkedIn es diferente al resto de las redes sociales, ya que está específicamente diseñada para empresas y profesionales. Los usuarios acuden principalmente a esta red social para mostrar su experiencia laboral y sus pensamientos profesionales, lo que la convierte en una de las plataformas más importantes para aquellos que trabajen en B2B. En definitiva, esta red es una herramienta valiosa no solo para impulsar el tráfico, sino también para prospectar, establecer un liderazgo de pensamiento, así como de reclutamiento.

    Principales características de LinkedIn:

    Sus características principales se podrían resumir así:

    • Plataforma abierta y constructiva: Permite comunicar claramente y compartir comentarios útiles.
    • Ofrece la posibilidad de encontrar empleo: Gracias a la pestaña “Empleo” podrás escribir un título, palabras clave o nombres de la empresa ligada a tu ambiciones empresariales. La búsqueda traerá resultados de puestos vacantes en la ciudad elegida. Es posible afinar la búsqueda con los filtros como el de nivel de experiencia y la fecha de publicación de la oportunidad.
    • Permite publicar textos de autoría propia: Se puede escribir reseñas y comentarios acerca del segmento de actuación y experiencias profesionales. Esto aumenta la exposición como profesional en un determinado sector.
    • Agenda de contactos: Una vez que conectes con alguien, tendrás en todo momento a tu disposición toda su información profesional actualizada sin realizar esfuerzo alguno por tu parte.
    • Herramienta de networking: No tiene límites. Puedes llegar a contactar con personas de todo el mundo o participar en grupos de discusión sobre tu materia.
    • Información actualizada en tiempo real de tu vida laboral: Con Linkedin la información que actualices de tu vida laboral será visible para el resto de usuarios. Es importante mantener el perfil actualizado, para que las empresas conozcan toda la trayectoria laboral.


    Si te ha gustado este artículo, también podrían interesarte:

    m

    Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!


    Temática: Content y Redes Sociales