Síguenos:

Cómo interpretar la Tasa de Rebote de Google Analytics

Publicado por Antonio Jordana el 18 de enero, 2018

Google Analytics es la plataforma de analítica web por excelencia. Su uso sea ha hecho popular en empresas de todo tamaño gracias a su carácter gratuito, intuitivo y transparente. Ese liderazgo en el campo del análisis de datos ha ayudado incluso a darle forma al lenguaje que usamos a diario los mercadólogos de todo el mundo.

Sin embargo, son muchos los conceptos erróneos o malinterpretados dentro de esta herramienta. Uno de ellos es el Porcentaje de Rebote, hoy lo explicamos en detalle.

Porcentaje de Rebote

Según Google, “se origina un rebote cuando en un sitio web se produce una sesión de una sola página. En Analytics, un rebote se calcula específicamente como una sesión que únicamente activa una solicitud en el servidor de Analytics, por ejemplo, cuando un usuario abre una sola página en su sitio web y, a continuación, sale sin activar ninguna otra solicitud en el servidor de Analytics en esa sesión”.

 

Porcentaje de Rebote de Google Analytics

 

En resumen, el Porcentaje de Rebote es un indicador simple que nos dice la cantidad de usuarios que entraron y salieron un sitio web por la misma URL sin realizar ninguna acción. Esta métrica generalmente la interpretamos como: Más Rebote = Bajo Rendimiento ya que los contenidos del sitio web no alientan al lector a seguir navegando dentro de él.

¿Esto es negativo? ¿Cómo interpretar la tasa de rebote de Google Analytics?

No siempre, el malentendido con el Porcentaje de Rebote se da porque Google asume que visitar una sola página dentro de un sitio web y salir sin visitar otra, es un rebote. Pero si tenemos un sitio web de una sola página o si el usuario consigue lo que busca, por ejemplo, un número de teléfono o una dirección y continua su actividad fuera de línea; o si tenemos un blog al cual los usuarios llegan buscando información y la consiguen sin necesidad de adentrarse dentro del sitio, una tasa de rebote alta no es negativa.

Si por el contrario, nuestro negocio requiere que el usuario visite otras páginas, llene un formulario o realice alguna acción, entonces el rebote debería ser bajo.

Los profesionales de marketing no debemos ver la Tasa de Rebote de forma aislada, porque, como ya hemos explicado, cada caso es único. No hay una medida “buena o mala” pero si la combinamos con otros indicadores, podremos ver si nuestro sitio web está haciendo bien su trabajo.

También podemos utilizar herramientas como Google Tag Manager para modificar el código de seguimiento de Google Analytics y establecer, por ejemplo, que un usuario que pase más de 20 segundos en una página no sea contabilizado como rebote.

El Porcentaje de Rebote puede ser una métrica muy útil pero debe ser ajustado y nunca interpretado en sentido universal.


 

Si te ha gustado este artículo, te pueden interesar también:

Descarga gatis el ebook Métricas de Analytics para mejorar tu estrategia digital

Categoría: Optimización y analítica