Síguenos:

9 estrategias de email marketing de aplicación rápida

Publicado por Elena Pelayo el 7 de mayo, 2018

Tanto si lo utilizamos de forma habitual dentro de nuestra estrategia global, como si lo hacemos de manera esporádica, nos gustaría comentar algunas estrategias de email marketing de aplicación rápida, sin necesidad de entrar en temas de segmentación o uso de las distintas herramientas.

Email Marketing

1. Ser más creativo

Llevamos oyendo desde hace tiempo eso de: “el email marketing está muerto”, y poco después otra frase también muy popular: “está aquí para quedarse”. Aparte de tópicos sobre la materia, lo cierto es que según algunos profesionales el email marketing no está muerto, sino que resulta un poco más complicado hacerlo bien.

Según Arvell Craig, el ROI del email marketing es más alto que cualquier otro canal, el problema es que no le estamos dando la importancia que deberíamos; continuamos estancados en las plantillas típicas que conocemos y hay una falta importante de creatividad.

Antes de preparar nuestro próximo email, echemos un vistazo a los emails anteriores. ¿Son parecidos? En ese caso, salte de lo común, rétate a ti mismo para conseguir una creatividad que te provoque abrir y clicar en ella.

Si necesitas un poco de ayudar para arrancar puedes buscar inspiración en fotografías, imágenes, memes, vídeos, historias… ¡no te pongas límites!

2. Aplicar las buenas prácticas de las redes sociales al email

Cuando pensamos en buenas prácticas en redes sociales nos vienen a la mente términos como comunicación creativa, mensajes personalizados, contenido de calidad, multimedia, mensajes concisos, consistencia, etc.

Antes de enviar nuestro email pensemos si hemos aplicado alguna de las prácticas anteriores.

3. Enviar más emails

Cuando se habla de enviar más emails significa que la cantidad mínima de emails necesaria para provocar la respuesta que deseamos es mayor que la que teníamos en mente.

Durante un mes, intentemos no doblar, sino triplicar la frecuencia actual de envíos; pero SOLO si tenemos algo interesante que contar, no enviar por enviar. En teoría, la gente que quiere recibir tus mensajes será más receptiva a recibir más emails si éstos resultan relevantes para ellos.

4. Crear contenido interesante

Utiliza las fortalezas que puede tener tu equipo o bien tu contenido para hacer más atractivos tus emails, ¿podemos crear un video para contar lo mismo? ¿utilizamos una infografía en lugar de texto plano? ¿se puede transmitir parte del mensaje a través de una imagen potente? Todas son opciones válidas para sorprender a tus usuarios y ofrecerles mayor variedad en tu comunicación.

5. Dejar de clonar emails

Según algunos profesionales, más del 53% de los emails que enviamos son clonados. Hemos de tener cuidado porque si nuestros emails comienzan a parecerles iguales a nuestra audiencia, pueden resultarles repetitivos aunque el texto y el mensaje sea diferente, se aburrirán y dejarán de leerlos.

Podemos utilizar plantillas para crear de forma ágil distintos emails y respetar los estilos de imagen corporativa, pero utilizando distintos tipos de imágenes o recursos gráficos/creativos dentro del cuerpo del email para crear emails “diferentes”.

6. Replantear la estrategia de envío

Otra recomendación, esta vez de la mano de Tom Monaghan, Director de Producto Email de Hubspot, para plantear nuestra estrategia de email marketing es romper el molde, ser diferentes. Según los estudios, los martes, miércoles y jueves, de 10 a 11 de la mañana son los mejores momentos para enviar emails; eso no significa que tengamos que realizar todos nuestros envíos dentro de esa franja.

Intentemos realizar los envíos distintos días a diferentes horas y contrastar resultados, tanto de tasa de apertura como de CTR. Quizá descubramos que para nuestra audiencia, el mejor momento para realizar un envío son los viernes a las 13 horas.

De acuerdo con Monaghan, de martes a jueves se ha convertido en el momento más popular para realizar envíos desde Hubspot, pero los ratios de apertura han descendido debido a la saturación de los usuarios al recibir gran cantidad de emails durante el mismo periodo. Sugiere realizar los envíos los lunes y los viernes a media tarde, cuantos menos emails se reciban, menos competencia y mayor probabilidad de apertura.

7. Utilizar asuntos atractivos

Puede parecer algo obvio, pero es el primer mensaje que lee el usuario y, junto con el remitente, la principal razón de que un email se lea o no. Es complicado encontrar el texto adecuado para cada audiencia, manteniendo el punto de información necesaria para no pasarnos de misteriosos.

Una de las prácticas a evitar sería utilizar el nombre en el asunto del email. Es bueno personalizar el email, pero ubicar en el asunto el nombre del destinatario no es algo normal que utilicemos en nuestros envíos habituales, por lo que nos está diciendo claramente que se trata de email automatizado.

Email personalizado

Otra de las cosas que no debemos hacer nunca es utilizar Re: en el asunto, como si el email fuera una respuesta a una consulta realizada por el usuario. Eso es una mala praxis que provocará que tus emails vayan directamente a la papelera. ¿Por qué intentar engañar a los usuarios que queremos que confíen en nosotros?

8. Incluir siempre vista previa del texto

Siempre que nuestra herramienta de envíos nos lo permita, incluiremos un texto con el mensaje principal que queramos que nuestros usuarios vean directamente en la bandeja de entrada antes de abrir el email. Es una buena oportunidad para utilizar un texto que atraiga a nuestro target e incite a abrir el correo.

Texto del email

Si bien es cierto que clientes de correo como Gmail o Outlook te muestran directamente los primeros caracteres del correo si se utiliza esa configuración, de este otro modo, mostrará el texto que hayamos elegido, no el del inicio del email.

En muchos casos se utiliza el texto de vista previa como un Asunto adicional, por lo que es una herramienta más a utilizar para optimizar nuestros resultados.

9. Reconocer nuestros éxitos y aprender de nuestros fracasos

A pesar de las buenas prácticas recomendadas en el mundo del marketing, hemos de tener en cuenta que cada caso es diferente y puede pasar que lo que en la mayoría de los casos “no funcione” para nosotros puede ser que resulte un éxito para los demás.

Así que, después de implementar una nueva táctica, aunque no hayamos obtenido los resultados esperados, debemos analizar lo que hemos probado, qué hemos aprendido de ello y cuál será nuestro próximo paso.

Además de lo ya comentado, solo recordar un último punto importante a contemplar: cualquier estrategia que vayamos a implementar, hemos de tener en cuenta su aplicación en los diseños de email para que sean legibles en cualquier dispositivo (PC, móvil, tablet).


Si te ha gustado este artículo, quizás también podrían interesarte:

 New Call-to-action

Categoría: eMail Marketing