Cómo mejorar la experiencia de usuario en el sector inmobiliario

    Publicado por Elena García-Caro el 29 de octubre, 2020

    Cada vez son más las empresas que dedican parte de sus esfuerzos a mejorar las experiencias digitales de sus usuarios, este es el caso del sector inmobiliario un campo profesional que ha ido día a día colgando la chaqueta para ponerse los bits y construir entornos virtuales cercanos, atractivos e interesantes, que ofrezcan a sus clientes experiencias virtuales cercanas a la realidad, pero accesibles desde cualquier punto del mundo sin ningún tipo de horario. 

     

    Este cambio de metodología para los portales y empresas inmobiliarias no es fruto de la presión del mercado, sino una evolución natural que complementa el modelo tradicional para adaptarse a una sociedad cambiante, tecnológica y conectada. 

     

    Experiencia de usuario en el sector inmobiliario

     

     

    Eso sí, el sector inmobiliario por sus peculiaridades y enfoques debe tener en cuenta algunos aspectos fundamentales a la hora de construir desarrollos que generen experiencias positivas en sus usuarios, y es que no es lo mismo vender zapatos, que pisos, parcelas o activos. 

     

    10 prácticas para mejorar la UX en el sector inmobiliario

     

    Por nuestra experiencia con empresas como CBRE, Vía Celere o Inmoversión entre otras, podemos hablar de algunas buenas prácticas a implementar para optimizar la experiencia de los usuarios en el sector inmobiliario o en los entornos digitales para el desarrollo de productos y estrategias para el sector inmobiliario. 

      

     

    1. Enfoque centrado en el usuario

     

    El usuario ha cambiado y por ello las webs y los portales deben cambiar también, ahora ya no es la empresa la que muestra lo que quiere ofertar, sino que es el usuario el que define que quiere ver, cómo lo quiere ver y en qué momento. 

     

     

    El usuario se ha vuelto exigente en el mundo digital y quiere obtener lo que busca antes, al menor coste y con la máxima claridad, si no lo encuentra correremos el riesgo de perder clientes potenciales para nuestro negocio. 

     

     

    Pero la pregunta no es solo ¿Qué quiere ver mi usuario en mi portal inmobiliario? Sino más bien ¿Qué quiere y como quiere ver mi usuario lo que busca en mi portal inmobiliario? 

    O seamos más precisos ¿Cómo podemos ayudar a nuestro usuario? 

     

    • Permitiéndole acceder de forma rápida y precisa a la información que le interesa, e uso de potentes filtros de geolocalización y selección de características puede ayudarnos en este campo.

     

    • Mostrándole algo que le atraiga. Debemos mostrar empatía con nuestro usuario conectar con él, con su forma de vida, mostrarle un entrono agradable en el que se sienta seguro, identificado (por ejemplo, no es el mismo público que consulta idealista que el que visita John Taylor).

     

    • Haciéndole sentir una experiencia real. La realidad virtual, las visitas 360, los vídeos, Las fotos y otros elementos multimedia del inmueble, así como del entorno donde se ubica o incluso composiciones ficticias pueden ser de ayuda para que el usuario se imagine en un lugar determinado y sienta la experiencia como REAL.

     

    • Poniéndoles facilidades para contactar, sección de preguntas frecuentes, acceso claro al precio y condiciones de contratación…. Evitemos la letra pequeña y mostremos la máxima transparencia en un lenguaje entendible para el usuario. Los chats botpueden ser un gran aliado. 

     

    • Haciéndoles tener una experiencia lo más usable posible o lo que es lo mismo experiencia técnicamente óptima, sin errores, aquí entran en juego aspectos como la velocidad de carga, la accesibilidad, la visualización correcta en multidispositivo, el correcto uso de llamadas a la acción, etc.

      

    2. Usabilidad vs Estética

     

    En referencia al último apartado del punto anterior, debemos tener en cuenta que un entorno dinámico, atractivo y estético, puede producir mejores experiencias, pero si nuestras animaciones, fotos o vídeos a pantalla completa o supermenús reducen la velocidad de carga del site, no son compatibles con los dispositivos móviles o producen fallos, deberemos eliminarlas.

     

     

    Para el usuario es más importante el acceso a la información que el contexto visual. Ten en cuenta que una web con un tiempo de carga de más de 2 segundo incrementa proporcionalmente la tasa de rebote, lo que significa no solo pérdida de clientes sino también un empeoramiento de su posición para los motores de búsqueda. 

     

     

    En todo no hay que sacrificar todo el diseño en aras de la optimización, existen alternativas que permiten a nivel estético y técnico diseños óptimos e interactivos que hagan más enriquecedora y atractiva la experiencia sin saturar de código, para ello el diseño planteado solo debe seguir los siguientes requisitos UX: 

    • Coherencia: El diseño debe ser coherente, es decir que los elementos deben mantener una similitud (fichas de producto iguales, botones de contacto, páginas de contenidos…).

     

    • Intuición: Debemos ponerle las cosas fáciles al usuario, los enlaces, botones, accesos, formularios deben están en lugares en los que espera encontrarlos el usuario, no hagamos pensar al usuario.

     

    • Simplicidad: Atrás quedaron los días en los que Google posicionaba según el contenido, ahora debemos crear estructuras simples con contenido relevante y actualizado.

     

    • Facilidad de uso: Como ya hemos dicho no debemos hacer pensar al usuario, el buen diseño no requiere esfuerzos mentales, fluye como el agua amigo mío.

     

    • Estructura: Todo el contenido se debe mostrar con una estructura lógica y bien organizada, una buena arquitectura de la información es el primer paso para un óptimo desarrollo.

      

    3. Navegación intuitiva

     

    Un aspecto fundamental para el usuario es tener un buen mapa para navegar por un espacio digital, que le permita llegar de forma rápida a lo que busca, es la famosa la regla de los tres clics para llegar a la información, pero ojo, esta no es una regla estricta se debe relativizar en función de la prioridad del usuario. 

     

     

    Además de saber en dónde se encuentra en todo momento. Existe una tendencia estética a la eliminación de las famosas migas de pan (en parte debido a la navegación móvil), pero desde nuestro punto de vista este cambio es un error. Los portales inmobiliarios contienen gran cantidad de información a la que se accede paso a paso: 

     

    Ejemplo: Pisos Madid > Barrio de las letras > Malasaña > Calle Pez 

    El usuario debe poder ampliar o reducir su visión o búsqueda sin necesidad de volver al origen. 

     

     

    Para mejorar la navegación del usuario se pueden emplear herramientas como las ya citadas migas de pan que faciliten al usuario moverse por el entorno algunas de ellas son simples como el menú sticker (este menú que se queda pegado al top de la pantalla y que nos permite tener acceso al sus botones en todo momento), enlaces en el texto, logotipo enlazado en la home, títulos claros (si entro en quienes somos no espero ver el blog) o el menú del footer. 

      

     

    4. Los buscadores

     

    Este es un aspecto diferencial dentro del mercado inmobiliario, debemos tener en cuenta que los portales del sector funcionan como catálogos, para los que debemos implementar potentes herramientas de búsqueda y filtrado que permitan al usuario seleccionar de forma rápida y eficaz los contenidos relevantes para él. 

     

     

    El usuario tiene a ser específico con lo que quiere y nuestros motores de búsquedas deben ser lo suficientemente potentes para permitirle el acceso a la información seleccionada según sus criterios y necesidades. 

     

     

    Los modernos sistemas además nos permiten guardar las búsquedas anteriores para recuperarlas en otro momento, lo que facilita al usuario recuperar esa información. 

     

     

    O aspectos más dinámicos como búsqueda sobre mapas interactivos, o filtrados a través de palabras clave, aunque siempre aconsejamos reducir el esfuerzo del usuario y darle toda la información para que simplemente seleccione. 

     

     

    5. Las llamadas a la acción

     

    Es importante hacer llamadas a la acción CTAs  dirigidas al usuario de manera que sienta que en cualquier momento, puede ponerse en contacto, solicitar información o descargar algún tipo de documentación con un simple click. 

     

    • Su ubicación y diseño también es relevante pues un diseño sencillo y optimizado facilitará la comprensión del usuario y mejorará el fuel de conversión. 

    • Los botones deben mantener una coherencia con la industria inmobiliaria en lo referente a sus literales e iconografía y una coherencia con el diseño e imagen de la marca, en lo referente al color o transparencia según su importancia. 

    • Los CTAS debe contener textos breves con órdenes claras, es mejor utilizar verbos que apelan a la ayuda o estimulan a la acción, aunque también pueden apelar a emociones. 

    • Pueden contar con algún tipo de interacción que los haga más dinámicos y atractivos. 

      

     

    6. Contenido escaneable

     

    El promedio que un usuario tarda ver la home de una web es de 5,59 segundos. Si en ese tiempo no ha entendido lo que ve, no ha encontrado lo que busca, no le ha parecido atractivo, o le ha resultado difícil se irá y seguramente no volverá. 

     

     

    El usuario no lee escanea los puntos destacados y echa un vistazo rápido antes de ir a la información que le interesa. 

     

     

    Es por ello muy importante minimizar la carga cognitiva del usuario encapsulando la información para que sea más digerible por el usuario (por ejemplo, tipo bloques, de contenidos destacado).

     

     

    Se debe estudiar al usuario y mostrarle lo que busca de forma sencilla evitando la saturación de información

    o el exceso de contenidos textual. 

     

     

    7. Microinteracciones

     

    Ya hemos hablado de ellas a lo largo de este artículo y de su importancia como complemento del diseño

    web, pero su importancia a la hora de generar una retroalimentación con nuestro usuario a través de su acción hace que tengan un lugar destacado dentro de nuestras buenas prácticas. 

     

     

    Existen múltiples interacciones que podemos utilizar para enriquecer la experiencia sin entorpecer la navegación, algunas de ellas son: CTAs dinámicos, procesos de descarga animados, transiciones de ventanas, procesos de carga con dibujos y movimiento, etc. 

      

     

    Está comprobado que las microinteracciones, siempre que no se abuse, ayudan los usuarios, mejorando su navegación y simplificando los procesos, haciendo las llamadas a la acción más claras, generando atención y mejorando la imagen de marca. 

      

     

    8. Imágenes, vídeo y VR

     

    Si ya eran importante antes las imágenes dentro del sector inmobiliario en la era COVID en la que nos encontramos lo son aún más. Los usuarios han pasado de visitar espacios a hacer una cuna investigación y criba personal muy exhaustiva dentro del entorno online, para visitarlos de forma virtual sin peligro de contagio. 

     

     

    Las empresas lo saben por eso se trabaja sobre la recreación de los entornos de la forma más exacta o idealizada para que el usuario acerque la experiencia digital a una experiencia física real. 

     

     

    En este campo ha entrado con fuerza la fotografía y el vídeo profesional y su optimización máxima para los entornos digitales, así como la realidad virtual que permiten crear experiencias inmersivas, que ayudan al usuario a comprender la apariencia, el entorno y los espacios de una forma más descriptiva y clara. 

     

     

    9. Calculadoras

    Las calculadoras se han convertido en un elemento esencial de los portales inmobiliarios y es un claro ejemplo de una herramienta pensada por y para el usuario. 

     

     

    Estas calculadoras o herramientas de valoración permiten al usuario tener una imagen más clara y aproximada de los costes finales de su inversión sabiendo si es asumible por él o no. 

    Por lo general estas herramientas no son 100% precisas, pero proporcionan una ayuda que puede ser comentada con una asistencia de un profesional. 

     

     

    En algunos portales se utilizan incluso como herramientas de marketing para destacarse de la competencia, haciendo una comunicación subjetiva y incitando al usuario a imaginar los posibles usos que le puede dar al dinero que al operar con su empresa frente a la competencia. 

     

     

    10. Retroalimentación y actualización 

     

     

    Por último, recordar que los entornos deben ser vivos, es decir deben mantenerse «trackeados», revisados y testeados, para ir actualizándose a petición del mercado y sus usuarios. 

     

     

    Es importante revisar las métricas y estudiar el comportamiento de nuestros usuarios de forma periódica para ir mejorando poco a poco, y evitar así la pérdida de clientes y ventas. 

     

     

    Implantar códigos de análisis, realizar test A/B o test de usuarios, optimizar el SEO puede no solo mantenernos sino mejorar el posicionamiento y la experiencia del usuario. 

     


    Si quieres profundizar en otros temas relacionados de la usabilidad y la inteligencia artificial te invitamos a echar un vistazo a algunos de nuestros post:

    New Call-to-action

    Si te ha gustado este artículo, ¡compártelo!


    Temática: Diseño Web, UX - Usabilidad