Síguenos:

Tendencias de E-Mail Marketing para 2018

Publicado por María del Mar Pérez el 22 de noviembre, 2017

Cada día el mundo online evoluciona, surgen nuevas tecnologías, cambia el comportamiento del usuario, y por ello, debemos estar al día y realizar las mejores y más modernas prácticas. El email marketing es el canal más utilizado por las empresas, ya que es una herramienta muy poderosa para animar a nuestro público a participar e involucrarse con los contenidos y nutrir nuestras bases de datos de potenciales clientes. 

Tendencias de E-Mail Marketing para 2018

 

Es cierto, el correo electrónico no está muerto, pero cada vez resulta más complicado hacerlo bien. Sigue leyendo y descubre las tendencias de E-Mail Marketing para 2018.


1. Enviar comunicaciones a las personas que realmente estén interesadas.
Si tenemos listas de email con tasas de participación bajas, dejemos de enviarles emails. Cada vez que enviamos comunicaciones a listas con tasas bajas de participación herimos la reputación de nuestro dominio y perdemos la oportunidad de conectarse con otros clientes potenciales. Cuando una persona recibe toneladas de emails de marcas con las que no está relacionado, es muy posible que se canse y borre sus emails sin si quiera abrirlos.


2. Crear un objetivo antes de realizar la comunicación.
Si no tenemos un objetivo antes de comenzar a montar cualquier campaña, nuestros destinatarios tampoco sabrán cuál es el objetivo de la comunicación. Estos objetivos pueden ser múltiples: de completar un formulario hasta canjear un descuento por una compra en la web. Debemos ofrecer siempre diferentes opciones de mensaje, call-to-action y enlaces en el texto, para que así tengan varias opciones para conseguir tu objetivo. El comportamiento de todos es diferente, por lo tanto, nuestros correos electrónicos deben ser flexibles.


3. Personalización.
La personalización en email marketing realmente funciona. Numerosos estudios demuestran la gran tasa de apertura con líneas de asunto que contienen el nombre de los destinatarios, frente a las que no lo tienen. Y simplemente basta con lo básico, nombre del destinatario o empresa. Aunque se pueden realizar diferentes test para ir afinando más en los gustos de nuestros suscriptores.


4. Remitente personalizado.
No es recomendable enviar emails desde una cuenta que posee el “noreply”, ya que disminuiremos nuestro compromiso porque los suscriptores no podrán contestarnos y así no sabremos sus apreciaciones sobre dicha comunicación.


5. Experimentar enviando emails en diferentes días de la semana.
Los martes, miércoles y jueves son los días más populares para enviar correos electrónicos por parte de las empresas, por lo que los usuarios estarán más saturados de publicidad esos días. Podemos probar enviando emails los lunes o viernes, incluso las comunicaciones que llaman a la acción funcionan muy bien los sábados, así que no hay que tener miedo de impactar los fines de semana.


6. Interactuar con los contactos que se registraron en algún formulario.
Cuando una persona rellena un formulario y proporciona sus datos personales, la tasa de interacción de esa persona suele ser más alta que la de los contactos fríos que se importaron desde una lista. Esto sucede porque los usuarios que se registran lo hacen porque quieren saber de nosotros y nuestra empresa.
Y, por cierto, no debemos comprar listas de email, ya que esto perjudicaría nuestra credibilidad y molesta a las personas que no han pedido saber de nosotros.


7. Suprimir suscriptores no comprometidos y evitar el email gris.
Podemos estar enviando spam sin saberlo, y esto se debe al email gris. Esto se refiere a los mensajes de correo electrónico que son enviados a granel a suscriptores que no “tocan” nuestras comunicaciones. Tenemos que dejar de enviar mensajes grises y escuchar lo que las personas nos dicen al no abrir nuestros emails. Con ello lo que conseguiremos es tener una tasa de apertura más alta y los proveedores de correo verán que respondemos bien al comportamiento del suscriptor.


8. Si los usuarios cancelan su suscripción, no hay que preocuparse demasiado.
¡No se puede complacer a todos! Si nuestros suscriptores nos marcan como correo no deseado, sólo nos están diciendo de la mejor manera posible que ya no les interesan nuestras comunicaciones. No debemos preocuparnos demasiado, pero si más personas continúan sin darse de alta, ahí será donde debemos revisar qué está pasando.


9. Spam para nuestros usuarios
Si nos están marcando como correo no deseado, nuestra reputación corre peligro y podemos ser enviados a la lista negra de los proveedores de correo electrónico. Si estas quejas de spam son provocadas por formularios incorrectos o falta de expectativas, debemos dejar de enviar emails hasta descubrir cuál es la causa para poder plantear una solución.

Evita el spam en tus campañas de email marketing


10. Líneas de asunto con una promesa incierta.
No debemos escribir asuntos muy prometedores si posteriormente la comunicación no responde a esa promesa de valor marcada en el asunto. Ya que del contrario los usuarios se verán decepcionados y nos tomarán como spam.
Para crear asuntos con mayor interés podemos probar con personalizar o insertar emoticonos. Consejo profesional: leer las líneas de asunto en voz alta antes de enviarlas y pensar si nosotros mismos abriríamos ese correo.

Cada vez es más complicado impresionar a los usuarios que están más acostumbrados a todo tipo de mensajes publicitarios. Esto no significa que nuestras campañas de email pierdan eficacia, sino que se está volviendo más competitivo. Por ello debemos asegurarnos de plantear diferentes estrategias, realizar test para descubrir qué les gusta más a nuestros suscriptores y siempre mantenerlos comprometidos.


Si te ha gustado este artículo, también podrían interesarte:

New Call-to-action

Categoría: eMail Marketing