Síguenos:

Qué métricas de Email Marketing traquear según tus objetivos

Publicado por Mariana Pérez el 11 de agosto, 2016

El objetivo de tu email marketing probablemente sea distinto al de otra compañía de tu mismo sector. Pero es crucial que determines exactamente qué es lo que esperas conseguir con tu campaña de email marketing antes de que comiences (o continúes) con el envío y medición de los emails.

A continuación indicamos cómo podemos especificar nuestros objetivos a través de las herramientas de medición. ¿Qué métricas de Email Marketing traquear?

 Qué métricas de Email Marketing traquear según mis objetivos

 

Tasa de crecimiento de la BBDD:

Si tu meta es crecer en la parte alta del embudo – atrayendo más usuarios a tu web, ganando más suscriptores para tu blog, haciendo que más gente utilice tus herramientas gratuitas, etc… - tu meta es el crecimiento de la BBDD. Tus emails tendrán llamadas a la acción como “Suscríbete a nuestro blog” o “Únete y recibe nuestra Newsletter”. Por ello, la métrica más importante que debemos tener en cuenta es la tasa de crecimiento de la BBDD.

Suscriptores que han solicitado baja:

Del mismo modo que quieres aumentar tu BBDD, es importante estar al tanto de los suscriptores que no quieren recibir tus comunicaciones. ¿Por qué? Porque enviar emails a personas que no quieren recibir tus novedades puede afectar a la entrega de tus emails. Los clientes de email marketing pueden alertarse por ratios de engagement bajos y mandar emails a personas que no desean recibirlos que llegan directamente a la papelera, significando esto que tus emails serán técnicamente enviados y recibidos, pero no serán necesariamente vistos.

Número de leads nuevos o totales generados:

En lugar de concentrar todos nuestros esfuerzos en los suscriptores, deberíamos trabajar el crecimiento de la generación de leads. Si este es el caso, deberíamos mandar emails que ofrezcan contenido orientado a la generación de leads. En otras palabras, contenido que haga que el usuario rellene un formulario para tener acceso a él.

 Si el objetivo del email es la generación de leads, se deben traquear el número de leads que se consiguen cada día y cada mes. Nos podemos centrar en los nuevos leads generados o solo en los nuevos, dependiendo de nuestras prioridades.

Ratio de conversión de lead a cliente:

Supongamos que queremos centrarnos en nuestros leads actuales ya que queremos convertirlos en clientes. Si esta es nuestra meta, los emails que mandaremos tendrán un contenido más enfocado a nuestro negocio, productos y servicios. Las llamadas a la acción pueden incluir un “Descarga una demo” o “Ve un vídeo de nuestro sistema de producción”.

También existen una serie de métricas que no merece la pena traquear con tanto detalle. Éstas son:

Ratio de apertura:

Qué es: el porcentaje de personas que han recibido el email y lo han abierto.

La mayoría de los profesionales del email marketing siguen todavía empeñándose en optimizar al máximo los asuntos de sus emails para conseguir mayores ratios de apertura. Mientras esto puede tener un impacto positivo ya que un gran número de aperturas siempre es una gran noticia, nos debemos centrar nuestros esfuerzos en optimizar la tasa de clics.

La cuestión es que actualmente el ratio de apertura es actualmente una métrica bastante engañosa por distintos motivos. Lo más importante es saber que un email no consta como “abierto” hasta que el remisor descarga las imágenes del mensaje. Y la mayoría de los usuarios tiene las imágenes bloqueadas de inicio, lo que significa que aunque abran el email no estarán incluidos en la tasa de apertura.

Ratio de bajas:

Al igual que ratio de apertura, el ratio de baja no es un fiel reflejo de la “salud” de tu BBDD. Muchos de los suscriptores que están cansados de recibir mensajes de email de tu marca ni siquiera se molestarán en llevar a cabo el proceso de baja.  Simplemente dejarán de abrir tus emails, leerlos o hacer cualquier clic en tu información.

Por eso es mucho más efectivo medir la tasa de suscripción a través del CTR y la tasa de conversión. Con ello, podemos identificar a aquellos que no quieren recibir nuestra información y darlos de baja de nuestra lista.

En conclusión, debemos ser inteligentes en cuanto a las métricas que a tener en cuenta y asegurarnos de medir cada uno de los emails de forma efectiva, la BBDD y el progreso para con tus metas. Mientras puedas identificar cada uno de éstos, tus campañas de email marketing serán cada vez más efectivas.

Si te ha gustado este artículo, también podrían interesarte:

6 métricas de email marketing que debes incluir en tu informe

Tres errores básicos en Email Marketing


New Call-to-action

 




Categoría: eMail Marketing