Síguenos:

¿Podría hacer un robot de Community Manager?

Publicado por Marketinet el 6 de abril, 2010
En un futuro, más cercano que lejano , es posible que reportajes como éste no estén firmados por periodistas de carne y hueso, sino por denominaciones como XJP 400 o Plumilla 3.0.
podria_hacer_un_robot_de_community_manager.png

Es decir, por robots, capaces de analizar la realidad, detectar hechos singulares susceptibles de convertirse en noticia, buscar antecedentes en internet, tomar fotografías, grabar vídeos y publicar sus crónicas inmediatamente en la “web”.
Todo un lujo para los editores y las empresas de comunicación, que podrán así prescindir de costosos corresponsales o intrépidos reporteros de guerra que se dejan matar antes de enviar sus crónicas desde el frente.
El último invento viene, cómo no, de Japón; del Laboratorio de Sistemas Informáticos Inteligentes de la Universidad de Tokio, donde sus investigadores han desarrollado un robot que puede hacer el trabajo de un periodista. Como si estuviera sacado de una novela de Isaac Asimov, el “plumilla” robótico acaba de ser presentado con gran éxito en la última Reunión de la Sociedad para el Procesamiento de la Información de Japón, donde ha asombrado por el avance de sus sistemas informatizados y, además, por su capacidad para conseguir declaraciones mediante entrevistas a humanos.
De todas maneras, no es la primera vez que los ingenieros fabrican un robot periodista. En Estados Unidos ya existen programas informáticos, como el Stats Monkey creado por la Universidad del Noroeste de Illinois, que pueden redactar crónicas deportivas resaltando los momentos más emocionantes del partido, los mejores jugadores y hasta tomando declaraciones de sus protagonistas. Todo ello con independencia de la competición que se esté cubriendo y sin prescindir de “latiguillos” ya habituales como “encuentro soporífero”, “duelo histórico” o “remontada épica”. Otros programas, como “News at Seven”, recopilan imágenes de internet y luego las publican comentadas por presentadores virtuales.
En 2002, el prestigioso Instituto Tecnológico de Massachusetts diseñó un “roboperiodista” que fue enviado a Afganistán como corresponsal de guerra. Programado para informar y manejado por control remoto mediante un satélite, el Afghan Explorer funcionaba con energía solar, se movía a seis kilómetros y medio por hora y estaba dotado de cámaras, micrófonos y pantalla de vídeo para hacer entrevistas a distancia. Por poco más de 6.000 euros, un auténtico chollo para cualquier medio de comunicación, que podía desplazar a primera línea del conflicto a un periodista que no tenía miedo a las bombas, no se quejaba de su sueldo a ningún sindicato y trabajaba 24 horas sin comer ni pedir dietas ni días libres.
El problema no era sólo que los talibanes lo confundían con un androide teledirigido de la CIA y lo acribillaban a tiros nada más ver una máquina de 90 por 60 centímetros, sino que carecía de la sensibilidad humana y del bagaje cultural o intelectual para valorar una noticia. Un pequeño inconveniente que, seguramente, no notarán las uniformes audiencias del globalizado futuro.

Hemos pensado que estos artículos también podrían interesarte:

Las cinco mejores plataformas para concursos de Redes Sociales
6 consejos de marketing de contenido para tu e-commerce
Desmontamos algunos consejos típicos para landing pages
 
m

Categoría: Marketing Digital