Síguenos:

Los internautas juzgan las webs en 50 milisegundos

Publicado por Marketinet el 1 de enero, 2008

Un estudio señala que los internautas se forman una opinión sobre las páginas en el mismo tiempo que tarda un fotograma de televisión en pasar por la pantalla.

Divida un segundo en 20 partes y obtendrá el tiempo que tarda un internauta medio en formarse una primera opinión sobre las páginas que visita. Según un estudio publicado por Nature somos capaces de juzgar una web en tan sólo 50 milisegundos, poco más de lo que se tarda en mirarla. Mis colegas creían que sería realmente imposible ver nada por debajo de los 500 milisegundos, afirma Gitte Lindgaard, de la Universidad de Carleton, en Otawa, uno de los investigadores que ha participado en este estudio.

Lindgaard y su equipo presentaron a un grupo de voluntarios un vistazo rápido a páginas que habían sido seleccionadas previamente porque resultaban realmente amables para el ojo humano o por lo contrario. Después se pidió al observador según fueran o no visualmente agradables.

Aunque las páginas pasaron ante los ojos de los voluntarios tan sólo durante 50 milisegundos –el mismo tiempo que permanece en pantalla un fotograma durante una emisión televisiva- juzgaron como apropiadas casi las mismas páginas que antes habían sido calificadas como tales en un análisis más minucioso.

Los autores del informe, que fue publicado anteriormente en la revista Behaviour and Information Technology, señalan que las empresas que deseen sacar partido al comerciuo electrónico deben prestar atención a estas conclusiones, si la primera impresión no es favorable los visitantes huirán de ella antes incluso de saber qué ofrece. Las visitas de un sitio comercial medio provienen en un 60% de los casos de una lista de resultados de algún buscador, lo que hace aún más importante la primera impresión que se lleva el internauta, según explica en Nature Marc Caudron, del estudio de diseño para Internet Pod1.

Además, hay que tener en cuenta el efecto duradero de una primera impresión positiva, que además puede compensar otras opiniones sobre la página. La idea es que si recibes a los visitantes con un diseño atractivo que les guste, es más probable que ignoren algunos errores. Lindgard explica que esto se debe a que a la gente le encanta estar en lo correcto: continuar usando una web que les pareció atractiva en un inicio ayuda a probar que hicieron un buen juicio.

Fuente: El País Digital

Categoría: Diseño Web