Síguenos:

Google, harto de la censura, amenaza con irse de China

Publicado por Marketinet el 14 de enero, 2010

Google, el principal buscador mundial en Internet, ha lanzado un órdago al Gobierno de Pekín al declarar que no seguirá censurando los resultados de las búsquedas y otros contenidos en su servicio chino. En un blog oficial , el vicepresidente de desarrollo de negocio y responsable legal de la compañía, David Drummond, anunciaba que en el futuro Google no se plegará a la censura que exige el país comunista aunque esto suponga su salida del mercado de internautas más dinámico del mundo.

El anuncio era acogido esta mañana con optimismo por parte de internautas, activistas y grupos de derechos humanos, que habían criticado a Google y otros operadores web extranjeros por supeditar sus objetivos comerciales a la pérdida de cuotas de libertad de expresión.

¿Cómo funciona la censura?

La existencia de la censura en China no es nueva. Conocida es la gran muralla de Internet que supone el cortafuegos del Gobierno chino (apodado como Great Firewall o GFW entre los internautas) y también se suele hablar de cómo miles de funcionarios pasan los días encerrados en un oscuro sótano de algún ministerio en Pekín para rastrear Internet en busca de palabras e imágenes consideradas sensibles.

Pero en la práctica, la censura se aplica de una forma mucho menos sofisticada: el Gobierno regula con arbitrariedad qué es y qué no es apto para los internautas chinos y cada proveedor de contenidos se encarga de autocensurarse si no quiere ser amonestado o ver que sus páginas dejan de estar operativas.

Además, redes sociales como Facebook o Twitter , o páginas para compartir vídeos como YouTube (un servicio de Google) permanecen bloqueadas en el país asiático, una decisión que según algunos analistas tiene tanto que ver con controlar el flujo de información sensible -la mayoría fueron censuradas tras los sangrientos disturbios del pasado verano en Xinjiang- como con favorecer la consolidación de sus equivalentes chinas (Kaixinwan o Youkoo, por ejemplo), que cumplen a rajatabla con las leyes.

Recientemente, el Gobierno de Pekín anunciaba la creación de algo parecido a una ' lista blanca ' de páginas web permitidas. En el futuro, toda web que quiera operar en territorio chino deberá registrarse ante el Ministerio de Información y Tecnología, lo que para algunos analistas supone una nueva estrategia para restringir el acceso a la información de los internautas chinos.

¿Cuál ha sido el detonante para Google?

Los resultados de las búsquedas en Google.cn o el portal de Google en cualquier otro país muestra resultados muy diferentes cuando se rastrean asuntos que pueden irritar al Gobierno chino. Los ejemplos de libro son 'masacre de Tiananmen', 'Dalai Lama' o 'Falun Gong', el colectivo visto como una secta diabólica por el Gobierno de Pekín.

La gota que ha colmado el vaso para Google han sido los ciberataques de hackers que, durante los últimos días, trataron de penetrar las cuentas de correo electrónico Gmail de activistas de derechos humanos chinos. En su blog titulado 'Un nuevo acercamiento a China', Drummond señala que aunque no se ha podido identificar a los atacantes, no cabe duda de que provienen de China y que eran 'altamente sofisticados', afectando a 20 grandes compañías estadounidenses.

¿Qué hace Google en China?

El principal buscador del mundo entró a operar de forma comercial en el país en 2006. China tenía entonces 137 millones de usuarios de Internet, que hoy, cuatro años después, casi se han triplicado, hasta alrededor de 360 millones . Las operaciones comenzaron bajo un acuerdo de la compañía con el gobierno chino por el que Google.cn se comprometía a autocensurar las búsquedas, una decisión que fue ampliamente criticada por los grupos de derechos humanos en el extranjero.

'Las declaraciones de Google sobre respetar la privacidad en Internet son la cima de la hipocresía si se atiende a su estrategia en China', dijo entonces Reporteros Sin Fronteras, para añadir que el país asiático se estaba 'aislando cada vez más del mundo exterior'.

En su defensa, Google siempre sostuvo que la apertura a un caudal de información que ofrecía su presencia en China compensaban el tener que censurar algunos de los resultados. Aunque capada, Google aseguraba que la libertad de información y de expresión ganaría con su presencia en el universo internauta chino.

¿Qué hay del negocio?

Aunque Google nunca ha revelado los beneficios que reporta su actividad en China, se cree una parte marginal de sus beneficios anuales de 22.000 millones de dólares. A pesar de las grandes oportunidades que representa China, Google no ha conseguido poner su pica en Pekín. Desde su entrada en el país, y tras verter millones en sus operaciones, el buscador no ha dejado de perder cuota de mercado frente a su principal competidor, el motor de búsquedas local Baidu.com.

Hoy por hoy, según los observadores de este jugoso mercado, sólo un 29% de las búsquedas en China se hacen a través de Google. Baidu, con más de un 60% de la cuota de mercado en la actualidad, sería por tanto el principal beneficiario de una salida de Google del país.

¿Cuál es el siguiente paso?

La empresa dice que tratará de buscar un acuerdo con el Gobierno chino para proporcionar un servicio no censurado pero dentro de las leyes chinas. Si no, se amenaza incluso con cerrar incluso google.cn y sus operaciones en el país asiático. Muchos analistas señalan que la compañía está tomando riesgos importantes . 'Las consecuencias de no jugar en el mercado chino pueden ser muy importantes para cualquier empresa, pero especialmente para una de internet que hace dinero con la publicidad', declaraba al 'New York Times' David Yoffie, profesor de la Escuela de Negocios de Harvard.

¿Y cuáles han sido las reacciones?

Algunos internautas chinos respondían esta mañana al anuncio de la compañía mandando flores a los trabajadores de las oficinas en Pekín, que según fuentes cercanas, celebraban hoy una reunión en la que se les informaba del cambio de estrategia de la compañía. Mientras tanto, la organización Human Rights Watch se refería a él como un 'anuncio sin precedentes' que supondrá un 'importante paso en la defensa de los derechos humanos en internet'.

Para varios grupos de derechos humanos y analistas, la pelota está ahora en el tejado de otras compañías como Yahoo! o Microsoft , que deberán replantearse su aproximación al mercado chino y su censura.

Fuente: elmundo.es

Categoría: SEO

Manu

New Call-to-action