Síguenos:

El dulce futuro del e-commerce

Publicado por Marketinet el 20 de junio, 2013

Desde la experiencia que tenemos con nuestros clientes en MarketiNet hemos observado que el panorama actual del e-commerce atraviesa por un momento de transición. El más reciente estudio de Adobe realizado en cerca de 500 webs, revela que menos de un 2% del tráfico dirigido a ventas directas provino directamente de las redes sociales. Otro estudio de Baynote señala que sólo uno de cada diez consumidores fue influido por las redes sociales a la hora de hacer sus compras. Estas cifras dejan en entredicho la importancia de los canales de social media en las tendencias de los usuarios.

Esta es la parte amarga de la perspectiva. La parte dulce es la que viene a futuro.

Casi un 64% de las empresas consultadas por otro estudio de Adobe y Econsultancy tienen en cuenta el manejo de redes sociales para sus planes de marketing y ventas. Esto demuestra que el sector está en pleno auge y crecimiento, y que parte del proceso que se está llevando a cabo pasa por la implementación de los canales adecuados por parte de las empresas, para poder conseguir una influencia directa en el consumo. Si el presente del e-commerce pasa por un momento de poca influencia, el futuro se muestra completamente diferente.

Cambio de tendencias para el futuro próximo

Es bien conocido que España lidera el uso de internet móvil en Europa. Por eso los nuevos retos de desarrollo para e-commerce en los próximos años deberían estar orientados hacia este sector. Europa todavía está en deuda a la hora de ofrecer unas herramientas de pago y consumo basadas en los smartphones, algo que es cotidiano en el país que marca la vanguardia en costumbres tecnológicas: Japón. Los nipones llevan años acostumbrados al pago con dispositivos móviles, no sólo en plataformas online sino en tiendas físicas, permitiendo que el uso del móvil como medio de pago sea fácil y fluido. Las posibilidades que eso representa para un mercado como el europeo son inmensas.

En estos retos a futuro es donde queda en evidencia la capacidad de adaptación de las redes sociales a la necesidad de cada cliente. Dependiendo de la estructura de ventas y distribución de cada empresa, pueden adaptar su estrategia de e-commerce a cualquiera de los distintos canales disponibles. Por eso en MarketiNet, antes que presentar una receta única de éxito, recomendamos contar con los profesionales adecuados para evaluar los objetivos a cumplir y acomodarlos a las distintas posibilidades que brinda el entorno: éste es un desafío que se gana por el capital humano capaz de desarrollar las mejores estrategias.

Juan Camilo Cano

MarketiNet

Categoría: Marketing Digital, ecommerce

Nuevo llamado a la acción

New Call-to-action