Síguenos:

Consejos para mejorar la Experiencia de Usuario

Publicado por María del Mar Pérez el 23 de marzo, 2017

La Experiencia de Usuario, usualmente llamada UX,  es la utilidad o percepción que le da el visitante a tu sitio web. Es decir, esta persona evalúa si encontró la información que necesitaba para animarse a comprar o catalogar de interesante tu producto o servicio; si resolvió sus dudas en el tiempo que esperaba, etc.

Claves para mejorar la experiencia de usuario

Algo que desean muchas empresas que tienen una página web es tener muchos visitantes en el sitio. Si tú los tienes aprovéchalo para que conozcan tus productos y servicios, y por supuesto que se conviertan en tus clientes.

Desde el comienzo, el Inbound Marketing se ha basado más en el visitante y menos en la propia empresa. De ello se deduce que cuando se trata de diseño web de entrada, la experiencia del usuario es clave. A raíz de esta experiencia, a los vendedores nos viene un sinfín de preguntas. Comenzaremos por los principales consejos para mejorar la experiencia de usuario:

1. Conoce a tu comprador:
La primera clave para crear una gran experiencia de usuario es saber exactamente quién es ese usuario y qué está buscando; para comenzar así a definir a tus buyer personas. Para ello, los datos esenciales que debes conocer a fondo son los siguientes:

  • Datos demográficos del comprador: puesto de trabajo, nivel de estudios, edad, sexo, estado civil, geografía y factores relevantes que contribuyan en su conducta.
  • Hábitos de compra: ¿Tus compradores buscan ofertas o equiparan precio más alto a mayor calidad? ¿Cuánta investigación realizan antes de tomar su decisión de compra.
  • Preocupaciones diarias: ¿Qué le quita el sueño a tu comprador y cómo podrías ayudarle?
  • Objetivos: ¿Cuáles son las metas personales y laborales de tu cliente.
2. Conoce el viaje de tu comprador:
El viaje del comprador es tan importante como los buyer personas que has creado. De lo contrario ¿cómo vas a saber qué tipo de contenido crear y cuál tiene más valor? Cuando tienes una mayor información sobre el comprador, sus problemas, posibles soluciones y decisiones de compra, etc. Puedes planificar mejor tu sitio web. Por ejemplo, con toda esta información puedes elegir el lugar adecuado para posicionar el contenido inteligente.

3. Tener una web simple:
Cuando consigas atraer visitantes, tienes que facilitarle la experiencia para ayudarles a convertirse en clientes potenciales.

4. Tener un orden claro:
Al aterrizar en tu landing page, con un primer parpadeo, el usuario debe tener una buena idea de lo que haces. Una estructura de página clara con títulos y subtítulos, es una buena ayuda. También debes mejorar las métricas web clave como el número de páginas por visita y tasa de conversión, para poder sacar más información del usuario.

5. Se coherente:
Con la experiencia de usuario, la concordancia va más allá de la marca. Utiliza un número limitado de fuentes y estilos, limita tu paleta de colores e imágenes, asegúrate de que todos los enlaces están decorados de la misma manera… La coherencia en el diseño ayuda en la experiencia general del usuario, porque los visitantes pueden entender mejor cómo interactuar con el contenido.

6. Que sea fácil de leer:
Con demasiada frecuencia, los sitios web son difíciles de leer: las fuentes son muy pequeñas en dispositivos móviles, fondos y copies con colores similares… Debemos crear contenido que se vea elegante, limpio y minimalista. ¡No te la juegues a que el usuario tenga que dar un segundo vistazo!

7. Realizar una navegación limpia:
La navegación del sitio web nos da mucha información. Nos muestra cómo interactuar con una página web y nos puede decir lo que hace una empresa.

8. No seas repetitivo:
Si el objetivo de un sitio es llevar a los visitantes a solicitar una demostración, ofrece exclusivamente esa llamada a la acción de la demostración. Ya que no resultará eficaz si los visitantes ven lo mismo una y otra vez, se sentirán agobiados y dejarán de prestar atención. Incluye variedad de contenido.

9. Recuerda que necesitas algo por lo que debas sobresalir:
Fácil, limpio y sencillo son buenas palabras para una experiencia de usuario. Pero demasiado simple y limpio significa que tu sitio web puede ser aburrido y las cosas importantes se pueden mezclar con cosas que sobresalen. El contraste de colores, una forma cuadrada en un fondo divertido, negrita en un párrafo… Es lo que realmente guía al usuario.


Si te ha gustado este artículo, también podrían interesarte:

7 Formas de personalizar tu tienda online
5 trucos para aumentar los ingresos de un ecommerce
Estrategia de marketing online para comercio electrónico

ebook estrategia de marketing digital para tu web


 


 

Categoría: Diseño Web, ecommerce