Síguenos:

Comprar por Internet es rápido, más barato y seguro

Publicado por Marketinet el 6 de enero, 2008

Buenos precios, horario ininterrumpido, mucha información y sin colas. El sitio perfecto para realizar las compras de Reyes es la Red. Sólo hay que tener cuidado a la hora de elegir la tienda y realizar el pago. Seguro que si lo compara con la experiencia de ir a un atiborrado centro comercial, la web gana de sobra.

Y, sin embargo, no nos fiamos del todo. Según un estudio de Unisys, el 60% de los europeos muestra inseguridad a la hora de comprar por Internet. El principal problema es el uso de la tarjeta de crédito. Hay miedo al fraude, al phising y a la clonación. Internet ofrece un nivel de seguridad superior al que encontramos en nuestra vida cotidiana, pero la percepción de los ciudadanos es la contraria, asegura Miguel Pérez Subías, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet.

La Asociación, junto con el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación, ha puesto en marcha una campaña en cinco comunidades autónomas para animar a los usuarios a usar la Red en sus compras y trámites.

Los más valientes tienen recompensa. Buscando bien en la Red se pueden encontrar chollos incluso fuera de la temporada de rebajas. Y en todo tipo de productos. El precio es la principal ventaja que ven quienes acuden al PC para realizar las compras. La comodidad, la segunda. En la Red lo artículos se encuentran en unos pocos segundos y hay mucha información sobre ellos, incluidas las valoraciones personales de otros clientes.

Es más fácil acertar. Tradicionalmente, el comercio electrónico se ha mantenido centrado en unas pocas áreas de negocio, como los billetes de avión y las flores. Este año, sin embargo, se aprecia un cambio en la mentalidad del internauta. En Estados Unidos, sectores que hasta ahora tenían mucho tirón en la web, como la joyería, han pasado a un segundo plano eclipsados por la venta de productos más útiles como electrónica, muebles y electrodomésticos. Siguen siendo pocos los que compran ropa por el miedo a que luego no quede bien frente al espejo, y cada vez hay más usuarios que hacen la compra del súper frente a la pantalla.

En lo que coinciden todos -usuarios, comercios y asociaciones de consumidores- es que a la hora de comprar hay que tener cuidado. En Internet hay garantías de seguridad incluso más altas que en un comercio tradicional, pero no todas las tiendas las utilizan. Hay, además, webs fraudulentas que se disfrazan como comercios serios y seducen con precios imposiblemente bajos tratando de atraer a los incautos. Lo mejor es seguir una serie de recomendaciones básicas a la hora de comprar.

La primera recomendación es fiarse de los grandes. A la hora de comprar en la Red, el nombre es importante. Amazon -aunque nada de lo que compre hoy llegará ya a tiempo-, El Corte Inglés o Apple son sitios de confianza y con solvencia que responderán ante cualquier problema. Esto no quiere decir que los sitios desconocidos no sean válidos para comprar por Internet, pero hay que fijarse bien antes y asegurarse de que la tienda no tiene quejas en foros de consumidores. Es conveniente que tenga una dirección física donde ir en persona a presentar una reclamación o enviar una carta. Desconfíe de sitios con faltas de ortografía o con productos a un precio muy, muy bajo y llame al teléfono de contacto para asegurarse de que la empresa existe.

La segunda recomendación es comprobar que las páginas son seguras, especialmente aquellas en las que hay que introducir los datos de la tarjeta de crédito. Las páginas seguras se diferencian de las convencionales en que su dirección comienza por https:// en vez de http://. Además, el navegador de Internet suele indicar que el sitio es seguro mediante el icono de un candado cerrado en la parte baja de la pantalla. Es importante que no se faciliten los datos de la tarjeta a menos que se compruebe que los datos van a estar protegidos.

Una tercera recomendación es revisar bien el precio final de los productos, incluidos los gastos de envío. Muchas tiendas intentan atraer a los compradores mostrando el precio sin IVA o dando un precio bajo que luego aumenta al añadir los gastos de envío. Antes de pulsar sobre el botón de compra hay que asegurarse de que la cesta de la compra contiene sólo los productos que hemos solicitado.

La factura electrónica hay que guardarla para cualquier reclamación y tiene que venir detallada. Si se compra un producto en oferta es conveniente que quede especificado el precio o sacar una captura de pantalla para evitar malentendidos a la hora de pagar.
Los derechos de los consumidores en la Red son exactamente los mismos que los de un consumidor en una tienda física. Si el producto llega defectuoso, la compañía que lo vendió tiene la obligación de hacerse cargo de los costes de devolución. También están obligados a dar la misma garantía que los comercios tradicionales. En caso de devolver un producto, asegúrese de que el envío está certificado o que tiene algún tipo de acuse de recibo. Exija la devolución inmediata del dinero, si no lo hace, el comercio puede tardar varias semanas en abonar de nuevo la cantidad en su cuenta. Algunos comercios no reembolsan dinero en efectivo, sino que dan crédito para gastar en la tienda y en ocasiones el crédito sólo es válido durante un tiempo limitado. Antes de comprar asegúrese de las condiciones de cancelación y reembolso de las mercancías.

Fíjese en que a la hora de comprar no deja pulsada ninguna casilla pidiendo información sobre ofertas de productos o promociones. Si lo hace el correo electrónico no tardará en saturarse con mensajes comerciales que pocas veces tienen interés. No dé a las tiendas nada más que la información imprescindible para realizar la compra. A nadie le gustaría que le preguntaran sobre su edad, ingresos o aficiones cuando va a comprar a una tienda física y esto no debería ser diferente en las electrónicas.

Por último, hay que asegurarse de los plazos de entrega. El comercio debe indicar si tiene en el almacén el producto que desea comprar y cuánto tardará en llegarle a su domicilio. También debe informar del estado del envío de forma periódica desde que se realiza la compra hasta que llega al destinatario.

ELCORTEINGLES.ES

Una web a la altura del gigante de las compras

Desde leche hasta un televisor, los centros de El Corte Inglés venden todo tipo de productos en las ciudades de todo el país. En la web elcorteingles.es también. Desde el supermercado hasta lo último en moda y electrónica, éste es realmente, como asegura su eslogan El sitio de las compras. Los plazos de entrega varían según el producto escogido. Flores y tarjetas regalo pueden llegar en menos de 48 horas. Otros objetos pueden superar la semana si no se vive cerca de un núcleo urbano importante, por lo que conviene informarse antes de hacer el pedido. El precio de transporte también es variable y depende del tipo de producto. Hay que sumar entre cuatro y ocho euros por este concepto. El plazo de devolución es de una semana, y los gastos de envío corren por cuenta del cliente.

FNAC.ES

Libros, música y electrónica con buenos precios

Viene de Francia, pero parece haberse adaptado sin problemas a las grandes ciudades españoles. Fnac es un sitio de referencia a la hora de comprar cultura y electrónica. También en la web, donde tienen los mismos productos disponibles las 24 horas del día. El plazo de envío oscila entre los tres y los cinco días -según la propia web- si el producto está en los almacenes. Los gastos de envío están incluidos en el precio.

OPTIZE.ES

Para los amantes de la informática y la electrónica

Varios años en el mercado avalan a esta tienda web de diseño simple pero efectivo y centrada en la venta de material informático y electrónica de consumo. Los gastos de envío son gratuitos para compras superiores a los 100 euros. Si el importe es inferior, hay que añadir ocho euros al precio del carrito. Los precios de la web son sin IVA. La política de cancelación de compra es muy buena. Si varían las condiciones de compra de un producto, por ejemplo, Optize permite anular el pedido y devolver el dinero en menos de 48 horas. También amplía el plazo legal de devolución de siete días a 10. El tiempo de entrega depende de cada producto, pero si está en el almacén puede llegar entre dos y tres días.

ACUISTA.COM

Una de las tientas 'on line' mejor valoradas por los internautas

Se cuela siempre en la lista de las tiendas mejor valoradas por los internautas y, a pesar de que su diseño puede ser un poco simple, es fácil encontrar un producto concreto. Los precios no incluyen IVA ni transporte. Los portes rondan los ocho o nueve euros y el plazo de entrega depende de la disponibilidad del producto. Si está en almacén, entre 48 horas y cuatro días.

AREAPC.COM

Los más rápidos y con los gastos de envío gratis

Varios de los productos de su catálogo tienen un plazo estimado de entrega de 24 horas, otros llegan a las 48. En cualquier caso, es una de las tiendas más rápidas de la web española. Durante las navidades los gastos de envío son gratuitos para pedidos superiores a los 300 euros. Si el importe es inferior el coste del envío es de casi nueve euros -incluye seguro-. Las entregas se realizan a través de Seur. Las condiciones de devolución exigen que la mercancía llegue a las oficinas de la empresa antes de siete días y hay productos sobre los que no se admiten devoluciones.

AUDIOTRONICS.ES

En expansión hacia nuevas áreas de negocio

Basta ver su nombre para intuir que empezó como una tienda muy centrada en al electrónica de consumo. Sin embargo, ha crecido hasta convertirse en un gigante que toca campos tan dispares como el arte, la ropa y los accesorios y complementos para bebés. Los plazos de entrega varían según el producto y la disponibilidad, entre dos días y una semana. Hay que añadir siete euros al precio en concepto de transporte.

Fuente: El Mundo

Categoría: ecommerce