Síguenos:

10 claves para potenciar la imagen de marca en internet

Publicado por Isaías Rubio el 4 de noviembre, 2015

Trabajar y potenciar la imagen de marca de una empresa es una ardua tarea que conllevará toda la vida de la marca. Los que piensan que la imagen de marca sólo es contratar a un diseñador para que te haga un precioso logo y elija unas tipografías y colores corporativos, se encontrarán con lo que en realidad es la punta de un iceberg de enormes y transcendentes proporciones. La imagen de marca va más allá: es la construcción de tu branding y aquello por lo que será recordada en la mente del consumidor.

imagen de marca

El ejemplo más usado es CocaCola: sus colores son el rojo y el blanco, y su presencia en la mente del consumidor es tan fuerte, que con sólo ver la silueta de su botella, pensamos automáticamente en el producto. Y va más allá. Porque CocaCola vende refrescos, pero su carácter diferenciador es que venden el concepto de felicidad en cada refresco.

¿Te has preguntado cuál es tu aspecto diferenciador?

¿Qué hace a tu marca diferente del resto?


Vamos a repasar algunos puntos clave que tienes que cuidar en tu estrategia de branding digital:

  1. Investiga el mundo que te rodea y adáptate a él

internet oportunidad de negocio

la imagen de marca no sirve de nada si no se hace un previo estudio de mercado. Los datos que te aporte te ayudarán a definir quién eres y cómo es el lugar que ocuparás en el mercado. Esto se resume en buscar la identidad corporativa que te represente y que atraiga al tipo de público en el que estás interesado.

Esta investigación también te brindará la oportunidad de conocer el lenguaje de tus futuros clientes y la manera en la que les gusta que se comuniquen con ellos. Sólo por el mero hecho de tener una web, tu negocio ahora es visible en todo el mundo. Es importante que seas consciente de que Internet no es sólo un medio para exhibirte, es una oportunidad de negocio.

  1. Que nadie te quite tu nombre

El nombre de tu empresa es un elemento de vital importancia en la red. Con sólo comprar tu dominio no es suficiente. Es recomendable que adquieras los dominios (.com, .es, .net…) que tu cliente potencial use más a menudo y que redirijan a tu dominio principal. Aprópiate del nombre de tu empresa en todas las redes sociales que puedas (independientemente de que vayas a usarlas o no).

El objetivo de este acto de posesión es que nadie se apropie de tu nombre antes que tú. De no ser así, cualquiera podría hacerse pasar fácilmente por tu marca y trabajar en contra de ella.

  1. Establece un plan de comunicación

plan de comunicación

Es necesario que vigiles la experiencia que los clientes tienen con tu negocio. Trazar un plan de comunicación online es un paso inteligente. Este plan tiene que ser flexible para poder actuar en consecuencia ante críticas o problemas de tus clientes con tu negocio; ser agradecido e interactivo con tu público; y saber esquivar e ignorar las críticas destructivas o “trolls” (usuarios que critican o insultan por placer). El objetivo es demostrar que escuchas y que eres suficientemente flexible para mejorar tu negocio y adaptarlo a tus clientes. Recuerda que las marcas que perduran son las que saben adaptarse al ir y venir de las tendencias.

  1. Se útil para todos

La tendencia de las empresas es demostrar que se interesan en ir más allá de la venta. A parte de tener un seguimiento de tus clientes y su opinión sobre tu negocio, es importante demostrar que puedes ser un líder de opinión en tu sector. Crea contenidos que estén al margen de la venta: blog, ebooks, guías, etc. No vendas, sólo informa, se útil.

Ofrecer materiales que a la gente le sea de utilidad puede convertirse en una forma de crear estrategias de marketing que atraigan más leads. De hecho, este es el pilar de la tendencia más vanguardista: el Inbound Marketing (marketing de atracción).

En el terreno de la imagen de marca estarás transmitiendo un mensaje potente: “Hola, estoy aquí dispuesto a ser tu amigo”. Los clientes agradecen que los mensajes de las empresas no sean 100% “compra, compra y compra”. Demuestra que tu marca está segura de sí misma.

  1. Publicita tu marca

Cuando entras en el terreno digital es imprescindible trazar una estrategia de publicidad usando técnicas de SEM. Gracias a los anuncios puedes exponer tus servicios o productos. Pero dedica también algunos anuncios y campañas sólo a potenciar la imagen de marca en internet. Destaca las virtudes y valores de tu empresa. El objetivo de anunciar tu marca es hacer que tu target la memorice. Puede que hoy no te escojan, pero sabrán que existes  y mañana te tendrán en consideración.

  1. Invierte en posicionamiento

invierte en optimización seo

Seguro que ya habrás oído la famosa frase “si no estás en Internet, no existes”. Lo cierto es que si no estás en los primeros resultados de una búsqueda de Google, nadie sabrá que existes. Necesitas que tu negocio tenga el mejor posicionamiento posible. Para ello invierte recursos en aplicar un SEO adecuado y eficiente. ¡La optimización es tu aliada!

  1. Convierte a las redes sociales en embajadas de tu marca

Usa las redes sociales para potenciar la imagen de marca en internet. Crear perfiles corporativos tiene una doble funcionalidad: sirve para demostrar al público que existes y te mantienes al día; y es un excelente canal de contacto bilateral con tus clientes, conocer sus opiniones y sus problemas. Las publicaciones en redes sociales ayudan a los clientes a recordar tu presencia. Un servicio de community management puede serte de mucha ayuda para gestionar las redes y te reportarán informes de buena calidad sobre tu relación con el cliente y cómo ve este a tu marca. Amén de que servirá para crear mejores campañas de marketing digital.

  1. Lleva tu línea gráfica a todos los rincones

Puede parecer una obviedad, pero hay que hacer hincapié en que la imagen corporativa de una marca debe estar presente en todo lo que hace. Definir una imagen corporativa es esencial para que los usuarios te recuerden de manera visual. Tanto lo físico como lo virtual tienen que tener una coherencia: usar la misma gama cromática, las mismas tipografías, el mismo logo,  los mismos tipos de imágenes, las mismas proporciones…  Si el estilo de tu imagen física y tu apariencia virtual no tienen a penas coherencia, el usuario se sentirá confundido y darás una pésima imagen de desorganización.

  1. Mantén una reputación adecuada para tu marca en la red

En 2014, el CEO de la empresa de pasta Barilla dijo en un programa de radio que sus productos estaban destinados a las familias tradicionales y que las demás debían buscarse otra marca. Automáticamente la opinión pública en internet se volcó en su contra y el hashtag #boicotbarilla giró alrededor de todo el planeta. El CEO mezcló sus opiniones personales con la identidad de su marca y su error le costó mucho dinero en campañas de reconciliación con la opinión pública.

Recuerda que la construcción de una identidad corporativa es una tarea delicada y constante. Y esto incluye ser consciente de que una cosa es tu marca, y otra cosa eres tú. Tus opiniones personales sólo atraerán a gente que opine como tú y te pondrán en contra de mucha otra, después de todo, te estás relacionando con personas. No subestimes el poder de la opinión pública en internet porque un día pueden hacer florecer tu negocio y al otro pueden hundirlo para siempre.

  1. Reinvéntate o muere

las marcas necesitan actualizarse

No vivimos en un mundo estático. Quien no se adapta a los tiempos que corren no tiene muchas probabilidades de sacar el máximo partido y sobrevivir. Es obligatorio que analices constantemente qué tendencias se mueven en tu sector y ver si te serán útiles o si sólo son modas insustanciales. Porque una cosa es aferrarse a unos valores y otra cosa es aferrarse al pasado. Las marcas necesitan actualizarse, renovar su imagen corporativa, beber de las nuevas corrientes que aparecen en su sector.

Una empresa longeva nunca es igual en el presente que en su nacimiento. Volviendo a CocaCola, ¿quién le iba a decir hace 120 años a su creador, John S. Pemberton, que su jarabe para la digestión se iba a convertir en el refresco más conocido del mundo y todo un icono de nuestra era?

Conclusión:

Tanto en el terreno off como on-line, la imagen de marca es necesaria para abrirse un hueco entre las opciones que hay en la mente del consumidor. Las empresas que descuidan su branding no se consolidan en el mercado, sino que se dirigen a su extinción.

La construcción de tu marca dura toda su vida, así que siempre habrá que buscar nuevas técnicas. Afortunadamente la imagen de marca es un terreno en el que puedes apoyarte en expertos para que te echen una mano. Mantener la mente abierta será tu mejor cualidad.

 

Otros artículos que te pueden interesar sobre la marca:

 

 

ebook estrategia de marketing digital para tu web

Categoría: Marketing Digital